in

Conveniencia y no convicción.

img 0002

Me van a perdonar mis buenos amigos del Centro Democrático, pero yo no creo ni me identifico con este nuevo movimiento político, pues quizás no sea mi estilo ni el de muchos otros “demócratas” creer en pragmatismos electorales que se confunden con el concepto de la democracia, y sin tener un discurso claro, conciso y además teóricamente fuerte, pasa a convertirse en un discurso cargado de falencias, pero con tanta emotividad, razones “sociales”, y la imagen inmaculada de Uribe, que cualquier desapercibido elector, podría creer sin lugar a duda alguna, en un “solido” conglomerado de próxim

Lea también
La posesión
Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias