Contraloría detectó hallazgos fiscales en obras de cárceles de Girón e Ipiales

El hallazgo fiscal fue detectado por la Contraloría en el caso del establecimiento penitenciario de Girón es de $99.281 millones y en el de Ipiales llega a $84.659 millones.

Al momento de finalizar esta auditoría no se habían puesto en funcionamiento los nuevos pabellones de ambas cárceles. En las semanas siguientes a la liberación del informe, entró en operación la infraestructura de Ipiales y se espera que la próxima semana suceda lo mismo con la de Girón, lo que cambiaría estos hallazgos por beneficios de auditoría, explicó el Contralor Delegado para el Sector Justicia, Sebastián Montoya.

Cárcel de Girón: 6 años de obra y $99 mil millones invertidos

La no entrega oportuna de las obras de la cárcel de Girón (Santander) al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), estaba impidiendo la habilitación de 752 cupos de Personas Privadas de la Libertad (PPL) para disminuir los niveles de hacinamiento presentados, que en establecimiento presentan una tasa del 25%.

Un hecho sobre el cual llamó la atención la Contraloría es que se presentó una falta de coordinación entre el USPEC e INPEC que hizo que, después de 6 años y $99 mil millones invertidos, no se hubiera hecho entrega de ningún cupo y se incumpliera el objeto social.

Lea también
FOTOS: ¡Qué angustia! Bus que transportaba 30 niños se volcó en carretera

Lea también: Encontraron un cuerpo envuelto en una cobija en el barrio Zamora de Bello
Al evaluar este proyecto, el organismo de control encontró debilidades en la consecución de permisos y licencias ambientales, así como deficiencias en su planeación, programación y supervisión.

Cárcel de Ipiales: hacinamiento del 61%

En cuanto a la Actuación Especial a la USPEC sobre la ampliación de la cárcel de Ipiales y el avance presupuestal y físico del Proyecto de Sistema Modulares
en las cárceles de Santa Marta, Barranquilla, Cartagena e Itagüí, la Contraloría estableció un total de 10 hallazgos administrativos, de los cuales 7 tienen presunta connotación disciplinaria y 1 posible incidencia fiscal (el de la cárcel de Ipiales).

Los auditores realizaron seguimiento a la entrega de obra del proyecto de construcción y ampliación de infraestructura de la cárcel de Ipiales (contrato 401 del 2014), con el fin de determinar si la contratación cumplió con los principios y finalidades de la función administrativa, así como los fines y principios de contratación.

Le puede interesar: Video: El ambicioso proyecto que arranca hoy en Medellín apuesta a la economía y a los jóvenes

Lea también
Convocan a nueva jornada de manifestaciones para el próximo martes, 28 de septiembre

Como resultado de la actuación especial realizada, la Contraloría General de la República encontró que ha habido retrasos en la ejecución de este contrato y no se ha hecho entrega de la obra al INPEC, razón por la cual no se encuentran habilitados a la fecha los 608 nuevos cupos previstos, por lo que se emitió un concepto NO CONFORME al no cumplir con la finalidad inicial de la contratación que era habilitar los mismos para disminuir los niveles de hacinamiento presentados. La tasa de hacinamiento en este centro penitenciario es de del 61%.

Las obras se debían haber entregado el 31 de diciembre de 2019. Ya se terminaron, pero el Centro Penitenciario y Carcelario no se ha puesto en funcionamiento, debido a que el INPEC no recibió la obra como tal, por diferencias técnicas de forma y de fondo que se están subsanando.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram