Competitividad del Bajo Cauca antioqueño

Considerado la despensa minera, arrocera, apícola y ganadera de Antioquia, con gran riqueza hídrica, bañada por grandes ríos como el Nechí y el Cauca. Con importantes cultivos maderables, piscícolas, de caucho, cacao, plátano, yuca y maíz; el Bajo Cauca es cuna de importantes deportistas.

Posee el 4,7% de la población antioqueña, el índice de pobreza multidimensional está en el 28,5%, la cobertura de educación superior es solo del 12,4% y paradójicamente contribuye apenas con el 3,5% del PIB departamental, posee serios problemas de orden público, vías rurales en deterioro, mucha informalidad minera y predial, agroindustria poco desarrollada, escasa cobertura de internet, altos niveles de contaminación de los acuíferos por mercurio, explotación indiscriminada de la fauna y la flora, poca presencia del estado con proyectos eficientes, rentables y sostenibles. En definitiva, la presencia estatal se limita a la ejecución de programas asistenciales, lo cual permite disimular la carente gestión y oculta hechos controvertibles.

La región requiere verdaderas políticas e inversión, propongo la construcción de un aeropuerto regional, una zona franca minera, agroindustrial y de servicios, con el fin de aprovechar beneficios tributarios y las ventajas como municipios ZOMAC y PDET; fundamental actualizar los PBOT y POT de los municipios, para tener un adecuado uso del suelo, de la propiedad y una visión del desarrollo acorde a los desafíos que se proyectan.

La construcción de la vía 4G acerca el Bajo Cauca con Medellín, el interior del país y la Costa Atlántica. Posibilita el transporte y comercialización de productos tanto para consumo interno como para exportar; por la cercanía con los puertos de Urabá y Cartagena a 300 y 365 km respectivamente.

Por su relevancia es necesaria la creación de una provincia, con el fin de impulsar estrategias regionales como el Plan Maestro Turístico, el Hospital Regional de Alta Complejidad, la Universidad del Bajo Cauca, La Cámara de Comercio Regional, el Banco de Proyectos Regional, la Cooperativa Agro-Minera y de Servicios del Bajo Cauca, las Empresas Públicas del Bajo Cauca y las Alianzas Publico Privadas.

Se debe priorizar la producción de exportación y agregarle valor con el fin de generar empleo y riqueza, es urgente fortalecer la agroindustria, la mecanización, la orfebrería, el ganado de ceba, la piscicultura, el cacao y la miel de abeja. Concretar aliados comerciales con los que se hagan contratos Foward, con seguros de cosechas, créditos y anticipos para que los campesinos tengan capital de trabajo y tecnifiquen su producción. Y en el corto plazo para que la pequeña minería trabaje al amparo de la legalidad es necesario tener una oficina descentralizada de la Secretaria de Minas, impulsar los contratos de operación, subcontratos de formalización, la cesión de áreas y la declaración de áreas de reserva especial. Sin embargo, es fundamental seguir insistiendo en la reforma al Código Minero y en la creación de un banco de áreas destinadas para la formalización de pequeños mineros de títulos que hayan sido caducados o renunciados. Esto, junto con una fiscalización diferencial permitirá una extracción controlada, responsable y sostenible ambiental, técnica, económica y social.

Frente a las demás variedades productivas en la zona como el arroz, maíz, caucho, yuca, plátano y los forestales, se debe solicitar al gobierno nacional la entrega de tierras y propiedades en extinción de dominio a los campesinos asociados en cooperativas, con capacidad productiva y garantizarles acceso a recursos de capital semilla en el marco de una política agraria dirigida a regiones afectadas por la violencia; se deben hacer efectivos los programas de titulación de predios, aumentar la cobertura del internet, tener carreras universitarias con énfasis en el comercio exterior, innovación y emprendimiento, programas intensivos de placa huellas para vías terciarias, construcción de muros de contención necesarios para evitar inundaciones, aumentar la cobertura y calidad en la prestación de los servicios públicos, incrementar la economía solidaria y el cooperativismo para mejorar la capacidad instalada existente, Vincular a EPM, Hidroituango con regalías para los municipios aguas abajo, también a otras compañías en proyectos a través de Responsabilidad Social Empresarial y/o obras por impuestos en contraprestación a los obligaciones que tienen con la Región.

¡Garantizar la seguridad es indispensable! Fortalecer gobernabilidad exige trabajar con el tejido humano para consolidar instituciones eficientes, fuertes, empoderadas, legales, respetadas, con autoridad, ética y valores. Con visión, convicción y amor por el territorio y su gente, mejorando el ambiente social, potencializando paisajismo, recuperando áreas degradadas, resaltando el arte y la cultura y posicionando la marca del Bajo Cauca Antioqueño como región prospera, productiva, legal, en paz y dulce de Colombia.

Vamos a recuperar y Fortalecer el liderazgo de Antioquia, nuestro Bajo Cauca, Dulce, Seguro, Empoderado y Competitivo.

Siga leyendo

¡Atención! TODOS los colegios públicos y privados deben volver a clases presenciales

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram