Síguenos

Opinión

Colombia podría prohibir la mutilación de animales

Publicado

el

paulina pulgarin

paulina pulgarin

Hace dos semanas la noticia sobre la entrada en vigor de la prohibición del corte de orejas, rabo y cuerdas vocales a los animales de compañía en la Unión Europea, le dio la vuelta al mundo.

Hoy, criaderos de animales y personas que ni siquiera son profesionales en medicina veterinaria, realizan procedimientos crueles y antiéticos como la extracción de uñas a los gatos para que no hagan daños, de las cuerdas vocales a los perros para que no ladren o corte de colas, solo para que un animal parezca adecuado para la raza. Esta modificación a la fisionomía de los animales, no es más que un invento del ser humano producto – como casi todo – de su egoísmo y la mirada utilitarista y antropocéntrica que hemos tenido hacia las otras especies y la naturaleza.

Cuando se mutilan a los animales, estos pierden la posibilidad de comunicarse adecuadamente entre ellos, la cola por ejemplo, sirve para equilibrar su cuerpo, y la posición de las orejas indica a otros animales su estado de ánimo y es su protección ante enfermedades e infecciones. A los perros, entre los primeros dos y ocho días, se les corta la cola sin anestesia, un sufrimiento al que no debería ser sometido ningún bebé en el mundo, sin importar su especie.

Pero, aunque pareciera lejano, ahora tenemos la esperanza en Colombia de que esta situación pueda mejorar ostensiblemente para los animales, tal y como sucedió en Europa, pues los congresistas antioqueños Nicolás Albeiro Echeverry (representante a la Cámara) y Juan Diego Gómez (senador), radicaron un proyecto de ley que no solo regula los criaderos de animales y la venta de los mismos, sino que además prohíbe estas mutilaciones y la rifa de seres sintientes como si de objetos se trataran.

Esperamos pues los defensores de los animales, que el Congreso de la República que se renueva pronto, esté a la altura de lo que nuestros animales de compañía necesitan, respeto a su integridad física y emocional, y políticos conscientes con la capacidad de ponerse en el lugar del otro, así ese otro no sea de su propia especie.

@habitanteanimal

Publicidad