'Perspicacios Políticas'

Colombia es una potencia inexplotada

Por Fernando Orjuela

Es cierto, el panorama económico de Colombia que deja el gobierno del economista Juan Manuel Santos tiene unos indicadores muy lamentables, devaluación del 70%, crecimiento de la economía de menos del 1,8%, una bonanza petrolera de 30.000 millones de dólares completamente dilapidada y sin obras representativas cuyo dinero ya no existe y nunca se supo donde estuvo.

Un crecimiento de la deuda externa sin precedentes en toda la historia del país desde su creación y que ya supera los 220.000 millones de Dólares cercana al 50% del PIB. Sin explotación petrolera, con una industria agropecuaria en cuidados intensivos, con un deficit en la balanza comercial reflejo de la incapacidad de ser competititos en el exterior. Con indicadores de producción Industrial según la ANDI aliada del gobierno lamentables, en franco deterioro y con un comercio estancado. Ni se diga los indicadores del contrabando hoy fuente del lavado de activos del Narcotrafico y de las importaciones de china que tiene al sector de confecciones en la quiebra. Con un empresariado asfixiado por los impuestos cercanos al 70%, sin incentivos y con muchos otros indicadores como el de la construcción que era un gran jalonador de la economía con ventas estancadas en lo que va corrido del año.

Ante este panorama desalentador es preciso visualizar las grandes potencialidades que tiene el país las cuales han sido históricamente ignoradas y que podrían hacer de Colombia un país enormemente rico y con fuentes inagotables de recursos.

Hablo de renglones como el turismo y el ecoturismo en un país donde cada departamento de Colombia presenta un panorama hermosamente bello y diferente. En países como España el Turismo representa el 4,2 de PIB y el 13% del empleo en ese país, permitiéndole sobrellevar con creces la impresionante recesión que ha tenido. Sin ir muy lejos en Costa Rica el turismo representa el 5,3% del PIB y genera mas de 150.000 empleos en un país de cinco millones de habitantes. En Colombia el turismo aporta el 6,1% del PIB pero tiene una potencialidad creada naturalmente única en el mundo que fácil puede permitir llegar a un 12% del PIB, como sucede en Francia y Estados unidos que son los países de mayor destino turístico del mundo. Si se llegara a esos porcentajes del 12%, la diferencia del 6% con relación al actual comportamiento seria tres veces lo que aporta el sector minero que únicamente genera el 2,1 del PIB.

No es cierto que la locomotora de la minería sea una panacea, todo lo contrario es un gran peligro para el ecosistema y tampoco es cierto que sea el mejor negocio. El Petróleo aporta el 4,8 del PIB. Es decir entre la minería y el Petróleo sumandos aportan lo mismo que el Turismo.

En vez de explotar los paramos increíbles y únicos en el mundo que tenemos en Colombia con minería extractiva responsable según ellos para producir insignificantes regalias, dediquémonos a crear ecosistemas de paramos destinados al ecoturismo o al avistamiento de aves cuyo negocio multimillonario hoy es uno de los negocios mas rentables del mundo. Eso seria lo mejor que le podría pasar a Colombia, con una premisa y es que toda la infraestructura natural ya la tenemos creada por doquier. El negocio lo tenemos en las narices y no lo hemos visto.

Prima la codicia de los políticos para vender licencias de minería a costa de dejar sin agua a las próximas generaciones. Que ciegos y estúpidos somos. Con solo un convenio con china llenaríamos este país de un gran turismo y empezaríamos a visualizar nuevas formas de ingresos que tenemos a la vuelta de la esquina. No hay recesión, hay desidia creativa.

@PoliticaPuntual

Comentarios