Científicos crearon un vodka con granos de la zona de exclusión de Chernóbil, aseguran que no es radioactivo

Cortesía

Un grupo de científicos de la Universidad de Portsmouth crearon un vodka totalmente elaborado con ingredientes de la zona de exclusión de Chernóbil, es el primer producto apto para el consumo humano que es elaborado en este lugar desde el desastre ocurrido en la central nuclear en 1986.

‘Atomik’ como es llamado el producto, fue la creación de un proyecto de investigación de tres años sobre la transferencia de radioactividad a los cultivos dentro de la zona de exclusión.

El profesor Jim Smith que lideró el proyecto declaró en una entrevista que: “30 años después del accidente encontramos que en el área los cultivos estaban ligeramente por encima del muy cauteloso límite de ucraniano de consumo. Entonces, técnicamente, no puedes comer esos cultivos, pero pensamos, bueno, tenemos algo de grano, ¿por qué no intentamos hacer un vodka”.

Los creadores aseguran que es seguro para beber, aunque encontraron cierta radiactividad en los granos y el agua empleada fue sacada de un acuífero a 10 kilómetros del reactor, el proceso para realizar el vodka reduce cualquier riesgo, “descubrimos que no podíamos medir ninguna radiactividad en el producto, excepto el carbono natural 14 que se encuentra en las bebidas espirituosas o en cualquier alimento”, afirmó Smith.

Por el momento solo existe una botella pero a futuro planean crear una producción a pequeña escala para venderlo a los visitantes del lugar y destinar el 75% de las ganancias a las comunidades afectadas por el incidente.



Cortesía