Síguenos

Opinión

Ciclismo polo del desarrollo social

Publicado

el

Roberto Caro

En los pueblos de Colombia se vibra a todo pulmón con esas etapas gloriosas de España y Francia, con las banderas ondeadas por compatriotas que avivan a los escarabajos en los mejores puertos.

Roberto Caro

Y crece la práctica de un deporte como posibilidad de mejoramiento saludable y deportivo, a tal punto de fortalecer los clubes ciclísticos. De ahí salieron Quintana, Betancur, Arredondo, Urán, Herrera, Cano, Gaviria, entre muchos más que siempre hacen sonar el Himno Patrio en las grandes carreras.

[pullquote]Amigo, ¿de dónde vienen los ciclistas o escarabajos?
Vienen del sur y son de carne y hueso, traen el elemento vital para escalar en su caballito de acero y es la panela. [/pullquote]El CICLEB es cuna de Arrieros de Corazón, hombres batalladores y luchadores en las etapas que entregan cada gota de sudor por los respectivos equipos donde militan. Han sido entrenados por uno de los mejores de todos los tiempos en el Suroeste, Oscar Herrera, que ha compartido su vida al lado de estos deportistas y que inició el programa como posibilidad de sacarlos de las calles y ofrecerles una opción de vida y progreso a cada ser que tomaba el caballito de acero y emprendía la carrera a lo largo de la juventud, que gracias a su esfuerzo han llegado a grandes equipos de talla mundial y dejan en alto el nombre de Colombia.

Julián David Arredondo y Carlos Alberto Betancur son los pioneros en salir de este club y dar ejemplo a los que vienen en la camada de gladiadores, siempre entrenando en las vías de su terruño y compartiendo experiencias con los chicos que pedalean por sus ideales.

Ya es costumbre disfrutar de las narraciones por parte de los aficionados y, después de ganar las clásicas, hacerles cálidos recibimientos y homenajes cuando se coronan campeones. Es un gran motivo de orgullo el solo mencionar el nombre de los escarabajos locales al lado de los grandes de la elite mundial: Cancellara, Contador, Purito, entre otros más…

En fin, nuestros escarabajos vienen de familias humildes pero llenas de valores que hacen lo mejor para guiar a los jóvenes por el camino de paz y entrega al deporte que ha mostrado lo mejor de nuestro país: el ciclismo.

Publicidad