in

Del capitalismo salvaje, al capitalismo consciente

Por: Misael Cadavid MD

Misael Cadavid Jaramillo 1200x720 1

A propósito de lo que hemos visto en las últimas décadas,una desconexión creciente entre la democracia y el capitalismo ha conllevado a que las personas sientan que el capitalismo ya no sirve a la gente del común y al interés público y por ahí derecho está poniendo en riesgo el futuro de las nuevas generaciones .

El capitalismo está bajo ataque y los movimientos populistas en su contra se exparsen como una hoguera. Existe un peligro real de que el capitalismo se destruya así mismo , ahogándose en sus propios excesos.

Y precisamente no es porque el capitalismo sea en sí mismo defectuoso,es simplemente una herramienta , la más poderosa que se ha inventado para aprovechar y canalizar el ingenio y la destreza humana. Si se usa bien,puede elevar los estándares de vida de una sociedad , pero usado de una manera egoísta puede conducir a un gran sufrimiento.

Cómo lo describe el profesor Raj Sisodia debemos hacer una transición de lo salvaje a lo consciente.

El capitalismo consciente se constituira en el bálsamo que espera la sociedad , no como una estrategia o un modelo comercial , es sencillamente una filosofía integral de hacer negocios.

Debemos pasar de generar riqueza financiera a expensas de la extracción del bienestar social, cultural, ambiental, intelectual y físico a realmente crearlo.

Lea también  ¡El Partido Liberal se debe liberar!

El secreto del capitalismo está en dos principios:intercambio voluntario y libertad para la toma de decisiones.Esto a llevado a que este sistema es capaz de crear extraordinaria riqueza y bienestar en la sociedad.

El problema es que se olvidó de blindar esos dos principios básicos y las cadenas productivas se dedicaron a maximizar las ganancias y el valor para los accionistas.Nada más inequitativo. El poder del capitalismo es crear más valor sin generar impactos negativos.

El dogma del capitalismo consciente será entonces que todos ganemos y que no hayan perdedores , haciendo una sencilla analogía con la sabiduría popular : el mejor negocio es aquel en el cual todos quedemos contentos .

Los empleados tendrán mejores salarios, los clientes obtendrán mejores productos y servicios , los proveedores recibirán sus pagos , las comunidades prosperan y estaremos en equilibrio con el medio ambiente , además que los inversionistas harán retorno de su inversión y el gobierno recibirá sus ingresos fiscales que a su vez se invertirán en desarrollo social.

Debe haber una iniciativa altruista de los dirigentes políticos , cívicos , empresariales para que adopten la filosofía del capitalismo consciente,para poner en marcha una serie de eventos que puedan transformar la economía y la sociedad , ya no se puede seguir haciendo transacciones comerciales a la antigua : maximizando ganancias y vanagloriando a los accionistas, ya no existen argumentos morales, económicos o sociales a favor de esa retrógrada mentalidad .

Lea también  El Orión V y la paz total

Es imperativo crear iconos confiables para compartir esta nueva forma de hacer negocios. Los primeros en adoptar esta filosofía se beneficiarán al tener empleados más comprometidos y clientes más felices.

Otros verán ese éxito y querrán emularlo.

El capitalismo , a pesar de todos sus defectos , sigue siendo la herramienta más poderosa para canalizar el ingenio, satisfacer las necesidades humanas y elevarnos a mejores niveles de vida .

Nada más propicio que la crisis desatada por el coronavirus para permitir cambios rápidos que podrían ser permanentes en la mentalidad y las normas sociales , está pandemia se está convirtiendo en un recordatorio de que los seres humanos nos necesitamos unos a otros y los negocios basados en la equidad y en el valor social agregado , son una forma de hacerlo a escala.

Y qué tal si del capitalismo salvaje al consciente , pásanos al capitalismo misericordioso?

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias