Boca hizo papelón y cerró su peor campaña en torneos cortos.

No sólo fue la goleada recibida en Banfield y los 20 puntos del Clausura que lo posicionan en la peor campaña de la historia xeneize desde que existen los torneos cortos, apenas superada por lo realizado en el Clausura 05 (con Jorge Benítez como DT) y el Clausura 09 (con Carlos Ischia). También fueron las formas.

Perdió ante Banfield (0-3) y se quedó en 20 puntos; Paletta hizo un gol en contra y fueron expulsados Mouche y Erbes; sumó 9 rojas en 19 partidos

La poca actitud de sus jugadores, las nueve expulsiones en 19 encuentros, acumuladas por las tarjetas rojas de anoche de Mouche y Erbes. ¡Otra vez Mouche!, que venía de cumplir la suspensión por hacerles gestos a los hinchas rivales y en el Sur volvió a irse a las duchas antes de tiempo por… lo mismo. La frutilla del postre la entregaron los hinchas al romper el alambrado una vez finalizado el partido. Boca pide renovación y cambio a gritos justo cuando por estas horas Jorge Amor Ameal, su presidente, debe designar, entre otras cosas, al nuevo entrenador.

El primer tiempo sirvió para reflejar lo flojo que resultó Boca en el Clausura: no tuvo juego, dependió muchísimo de las individualidades para llegar al arco rival y sufrió demasiado el juego aéreo defensivo. Bustamante marcó de cabeza a cinco del final, luego de un tiro libre de Erviti desde la izquierda. Pero lo que sorprendió ya no fue que a los xeneizes les marcaran otro gol de cabeza o de pelota parada , sino la libertad con la que los futbolistas de Banfield se impusieron en las marcas uno con uno, con demasiada facilidad.

Lea también
La antioqueña Alejandra Lara, de nuevo en acción en la UFC

Banfield impuso su juego con la receta de siempre: presión en ataque, solidez defensiva, buena triangulación y movilidad de sus futbolistas. Encima, mantuvo la peligrosidad en los tiros libres y, al mismo tiempo, se aprovechó de las debilidades de Boca.

Sin Juan Román Riquelme, que el lunes será operado por el síndrome meniscal en la rodilla izquierda, a Boca todo le costó el doble, como cada vez que el N° 10 se ausentó en el Clausura. Anoche tampoco rindió Federico Insúa, a tal punto que fue reemplazado en el entretiempo por Pompei. En esta etapa, Boca nunca encontró un jugador que pudiera sustituir correctamente a Román. No lo fue el Pocho, tampoco Marino ni Gaitán, como se movieron por allí. El DT probó ante Banfield retrasando a Viatri a esa posición, para que intentara juntarse con Mouche y Palermo, aunque la defensa de Boca cometió tantas desprolijidades que les sacó toda motivación a los protagonistas ofensivos.

Lea también
Video: Falcao García debutó con gol, en el Rayo Vallecano

A los 22 minutos de la segunda etapa, otro error defensivo, otro blopper , terminó con el gol en contra de Paletta. En una acción que no debería haber llevado ningún riesgo tras el envío de Ramírez, Paletta cabeceó para atrás cuando García estaba saliendo en busca del balón.

Banfield redondeó su fiesta con el tercer gol, tras una gran definición de zurda de Ramírez en un contraataque y ante un equipo que había perdido el control hacía varios minutos.

Seguramente no hay responsabilidades sólo en Abel Alves, el entrenador interino del verano que luego fue confirmado por la comisión directiva tras las renuncias de Alfio Basile y del manager Carlos Bianchi. Pompei aportó calma y trató de hacer lo que pudo en medio de un plantel dividido. También hubo flojísimas respuestas individuales de los jugadores que estaban y de los refuerzos que llegaron, además de comportamientos inadecuados, ya fuera por reclamos internos o hacia los árbitros.

La derrota de ayer lo sentencia a Boca desde los números, pero los mismos no fueron producto de la casualidad.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram