Síguenos

Opinión

Benedetti no quiere a Vargas Lleras

Publicado

el

Santiago Sierra

El controvertido Senador de la Republica Armando Benedetti alcanzó un poco más de los 80 mil votos en las elecciones políticas de 2014, con ello logró un escaño en el órgano legislativo. Pareciera que fuera imbatible al alcanzar tres periodos como senador y otro como Representante a la Cámara. Desde el 2002 se encuentra como representante del pueblo colombiano en el congreso.
Santiago Sierra

Sin embargo nadie le puede negar que ha tenido iniciativas legislativas desde su curul, trabajando como legislador, tampoco se le puede esconder su discutible comportamiento al dirigirse a la ciudadanía. Su actividad polémica ha generado un espacio importante en los medios como generador de rating.

Se ha despachado en contra de todo el sistema, como si fuese un miembro aprendiz de la escuela de izquierda retrograda, de esa que ni siquiera es capaz de proponer un proceso de paz; aunque Benedetti defiende a capa y espada el proceso como la bandera de este gobierno, también ha dejado en duda su “voluntad” al expresar palabras que parecieran decir otra cosa: “cómo es posible que existan colombianos que le apuestan a que a Juan Manuel Santos le vaya mal en el proceso de paz. A esos señores deberían fusilarlos, literalmente”

Nadie se ha escapado de sus frases: Notarios, Magistrados, Sacerdotes, altos funcionarios, colegas, etc. Han sido víctimas de las expresiones desatinadas del senador Benedetti. Algunos dicen que es para ganar protagonismo, yo diría que no es solo para eso, sino para ganar también en las urnas.

En la presente semana su actividad está muy conectada como siempre, inclusive señalando a unos protestantes de “gatos”, rebajando a cero el derecho a la libertad de expresar su sentir como pueblo. Sus señalamientos siempre abren el debate, pero desde que se trate de lo político tienen algo de “cierto”.

En el 2010 cuando el actual presidente se posesiono, y del cual se esperaba que por coherencia le guardará fidelidad al exmandatario Uribe. El primero en hacer comentarios para quitar el velo de una aparente amistad entre Santos y Uribe, fue Benedetti.

Aquel que se había proclamado escudero y amigo del ex presidente Uribe, se convirtió en el primer crítico de él, en tan solo una semana de gobierno de Santos. Para ese entonces el Senado lo anunció como nuevo presidente de dicha corporación.

Las cosas habían “cambiado”. Ahora su mano derecha era Santos, y de inmediato comenzó a hacerle el juego al jefe de Estado; con frases en entrevistas públicas que dibujaban claramente el nuevo panorama político en el país. Benedetti en su inmisericorde astucia proclamó una nueva unidad nacional sin la presencia de Uribe. Lo cuestionable y que se debe reparar con pinzas, es que ahora le juega así a Vargas Lleras, Vicepresidente de la República (Representante de Cambio Radical) y aliado electoral de Santos.

En las últimas semanas el polémico Benedetti ha querido definir la suerte del Vicepresidente de la República, provocando sutilmente una fisura en sus comentarios entre el presidente y el vicepresidente. “No hay espacio para que Vargas Lleras sea presidente”, así lo señaló hace poco el Senador. Recordando episodios del pasado entre Santos y Uribe. Benedetti quiere jugar otra vez al ajedrez político.
Esta vez quien aparece como víctima de su inclemente astucia es un presidenciable como Vargas Lleras. Le molesta mucho la presencia de Vargas, tanto así, que lo ha comparado como nuevo aliado de Uribe. Lo ha determinado como copartidario de las políticas del expresidente, y sin importarle parece ser su nuevo objetivo a dividir con Santos.

Quién o qué está detrás del senador Benedetti, ya que parece ser “imbatible”, inclusive, sale inmune de las investigaciones judiciales, en circunstancias preliminares. Pero eso no nos corresponde a nosotros sino a la rama judicial. El caso es que el escenario político nacional tiende a cambiar bastante a partir del 25 de octubre (elecciones locales nacionales), y seguramente Benedetti estará atento más a Cambio Radical que a su propio partido, el de la U.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram
Publicidad
Publicidad

Medellín