Auditoria forense desnuda errores en Hidroituango (1)

La Auditoría Forense es una disciplina especial para combatir el fraude y la corrupción, porque permite que un especialista emita ante los jueces conceptos y opiniones de valor técnico, que le permiten a la justicia actuar con mayor certeza.

La Auditoria Forense a Hidroituango, contratada por EPM, dictamina que la Tragedia humana, ambiental y económica de Hidroituango fue causada, por errores constructivos fatales de los contratistas, interventores y asesores privados; pero también, por culpas gravísimas y omisiones al interior de EPM.

La Auditoría Forense desnuda nuevas verdades. Hidroituango ha sido una caja negra, que no la dejan destapar para ocultar o manipular la verdad. Una caja negra que encubre graves errores de ingeniería y de corrupción. Cada día nuevas verdades salen, se liberan desesperadas y saltan, y se hacen visibles, y gritan.

HALLAZGO UNO. La Auditoría Forense asevera sin vacilar que La GAD, o túnel que estalló, fue mal diseñada, mal construida, y estaba por fuera del diseño original del proyecto. Asigna culpabilidad por errores fatales a contratistas de EPM; a funcionarios de EPM; y más, al Consorcio Generación Ituango.

La GAD fue mal diseñada dictamina la Auditoria Forense. La GAD no tenía la capacidad para aliviar el caudal del Río Cauca; solo tenía capacidad de evacuar máximo 1.200 m3 por segundo. El caudal promedio del Cauca en abril de 2018 fue de 1.785 m3/s, valor muy superior a la capacidad de la GADt. El túnel trabajó a presión todo el mes de abril, y no fue construido para trabajar a presión. Existía un 41% de probabilidad que el caudal superará la capacidad del túnel Página 43 ss

Ya SKAVA, contratado por EPM, encontró que la GAD trabajó a presión. También la Universidad Nacional, en 2018, predijo el error. “El sistema que utilizó EPM para revestir el Túnel 3 o GAD es el sistema Q de Barton, el cual es científicamente probado que no es el adecuado para conductos que trabajan a alta presión

La mala ingeniería que se enquistó en la construcción, venía desde la alta dirección. En el comunicado de Gerencia de EPM, boletín oficial # 80 de 2 de octubre de 2018, después de ocurrir la tragedia, se ratifica oficialmente en un error garrafal de Ingeniería. Dice el boletín: “La Galería de Desviación Auxiliar, GAD, se diseñó para velocidades de 17.2 m/s, (lo cual equivale a decir que se diseñó para evacuar 2.580m3/s), de tal forma que pudiera evacuar la creciente máxima.” La Auditoria Forense asevera que este análisis es falso. Página 42.

Lea también
El ambiente político para las mujeres

HALLAZGO DOS. La Auditoría Forense encuentra a EPM culpable de no atender la recomendación del Board de Asesores Internacionales. El Board recomendó en 2013 no hacer al Plan de Aceleración ni construir la GAD, o Túnel que estalló. Dictaminó: “La actuación de EPM es contraria a los criterios de eficaz y eficiente administración, previsto en el artículo 4 del decreto 260 de 2009 al no haber acogido las recomendaciones realizadas por el Board de Asesores. Debió mantener los diseños originales del proyecto, y no construir un tercer túnel auxiliar GAD” Página 128. Y sigue en la página 132. “Un funcionario de EPM dio la orden por escrito al Consorcio Constructor de Desviar el Rio Cauca, sin haber sido aprobado por el Board de Asesores. Esto constituye un incumplimiento de EPM de la obligación 6.3 en los términos de referencia 2008-003, el cual exige que “todos los productos deben tener la aprobación del Board de Asesores” Página 125ss.

HALLAZGO TRES: La Auditoría Forense culpa a EPM de ordenar la construcción de la GAD o Túnel que estalló sin tener ni solicitar la Licencia ambiental. “El 4 de junio de 2015, EPM dice a los contratistas que no se necesita licencia ambiental para construir la GAD que falló. El 6 de julio de 2015, inician construcción sin licencia. EPM radica solicitud de licencia ambiental el 5 de julio de 2016 cuando ya estaba construido la GAD que causó la tragedia” Página 135ss Delito ambiental que no prescribe.

HALLAZGO 4. La Auditoría Forense encuentra culpable al Consorcio Constructor, a la Interventoría y a la Asesoría, de mala construcción de la GAD que estalló. “En mesa de trabajo de Contratistas de Obra, de Interventoría y Asesoría, en ausencia de EPM, se tomó la decisión de disminuir las especificaciones técnicas de la losa de piso del Túnel o GAD que falló. En el acta 33 se prueba que fue el Consorcio asesor quien tomó la decisión de no instalar losa de piso a toda la longitud de la GAD”. Página 138ss. Decisión que causó la tragedia sin consultar a EPM.

HALLAZGO 5. La Auditoria Forense dictamina culpable al Consorcio Generación Ituango, por mal diseño de la GAD: “El diseño de la Galería Alternativa de Desviación GAD no contempló el revestimiento de piso para su construcción a pesar de las reiteradas recomendaciones de la mesa de trabajo. El Consorcio Asesor omitió las recomendaciones de losa de piso para toda la GAD, y esta es una de las causas del colapso”. Página 164ss.

Lea también
Corrupción Amazónica

HALLAZGO SEIS: La Auditoría Forense encontró que hubo mentiras en el registro del avance del proyecto tanto de parte de los Contratistas como de EPM. La Auditoria Forense dictamina que la Interventoría dijo mentira sobre el avance del proyecto al momento de la tragedia. “La firma Interventora Ingetec Sedic reportó un avance del 92.77%, pero en el documento oficial “Crónicas del Proyecto” se reportó el 84.3%… Y otra información falsa la encontró la firma Deloitte, encargada de auditar la curva S de avance del proyecto. Deloitte verificó, a 31 de diciembre de 2017, que el avance de la obra era 80.98% y no 97.74% como EPM registró ante la CREG” Página 111ss. Mentiras que son penales y fiscales.

HALLAZGO SIETE. LA Auditoría Forense encuentra culpable al “Consorcio Generación Ituango por errores durante la construcción de la GAD. (i) Omitió brindar recomendación al tratamiento de la Cizalla identificada (ii) Redujo las especificaciones técnicas del tratamiento de soporte del macizo rocoso (III) entregó los planos de la GAD dos años después de construido y siete meses después del colapso” Página 171ss.

Hidroituango es el proyecto más complejo que haya tenido Colombia. Para opinar bien es necesario serenidad y estudio. Los dictámenes de la Auditoría Forense sobre la tragedia de Hidroituango, y en particular, sobre la GAD que estalló, no podrían ser más escandalosos. Mala Ingeniería. Mala Administración de Obras. Mala matriz de riesgos. Mala interventoría. Mal diseño. Mala construcción. Informes de avance de obra con datos falsos. Errores graves de Contratistas y de EPM. Todos los males en uno. Todo en uno. Y es como si nadie se hubiese equivocado.

Urge terminar el proyecto, pero con autocrítica. Si no hay autocrítica, se pueden perder otros $10 billones más y crear una nueva tragedia. Seguir haciendo lo mismo con la misma mente que causó la tragedia, es preparar otro calvario. Una tragedia no se supera usando la misma mente de quien la causó. No se puede guardar silencio, no se puede esconder la verdad ante una tragedia humana con más de 20.000 desplazados; una tragedia ambiental que secó el Rio Cauca aguas abajo; una tragedia económica que supera los $10 billones. Es la tragedia más grande de la historia provocada por una obra de Ingeniería.

La esencia de la mentira es hacer creer que la verdad es peligrosa.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram