in

Así es muy difícil

Por: Mauricio Correa

mauricio correa la oveja roja

En uno de los partidos más discretos, peor planteados y sin pundonor alguno por parte de sus jugadores, el Deportivo Independiente Medellín perdió su encuentro correspondiente a la fecha nueve de la Liga Betplay del fútbol profesional colombiano ante las Águilas Doradas de Rionegro.

Caer al puesto trece con tan solo diez puntos y con la manera que se viene presentando el “Equipo del Pueblo” ante su afición, ha generado una desconfianza tal en la poderosa hinchada, que va a ser muy difícil aguantar al gran David González en el banquillo escarlata.

Siempre se ha dicho y destacado la importancia de iniciar un proceso en el “Medallo” y más cuando se espera tener un proyecto deportivo que permita en el tiempo, alcanzar objetivos claros y contundentes tanto en el ámbito local como internacional, infortunadamente el factor paciencia y el apoyo por parte de la poderosa hincha no se va a dar como para aguantarlo.

Sumada a esta situación, el pobre nivel futbolístico de la mayoría de los titulares tampoco viene ayudando en lo que pretende el “Rockero”. Muchas veces hemos visto perder al ‘Decano’ pero con jugadores que entregan todo en la cancha, amor por la ‘Sagrada’, las botas puestas y un estilo de juego que enamora, lo cual aun con la derrota, nos ilusionamos o nos llenamos de esperanza. El asunto es que como lo está haciendo en estos momentos el equipo de David, genera todo lo contrario y así es muy difícil creer en un proceso por parte de la mayoría de los seguidores.

Lea también
La regaladera de plata de los subsidios

Buscar culpables es muy fácil, enumerarlos también, por ello lo mejor que puede hacer en estos momentos los directivos del “Equipo del Pueblo” es encontrar una salida sana para que el Deportivo Independiente Medellín salga adelante y no se vuelva a caer en una crisis futbolística que no le va a dar ni para entrar a los ocho y menos cuando la poderosa hinchada empieza a perder el apoyo a su técnico.

Se puede creer en un proceso y en un técnico como David que, aunque siendo nuevo puede funcionar, pero cuando no se tiene actitud por parte de los jugadores, confusión en lo que se pretende jugar y resistencia de una hinchada resultadista que no tiene paciencia y no aguanta como debe ser un proyecto a largo plazo, es muy difícil que se logre sostener un estratega.

Así como van las cosas y en la manera en que está jugando este ‘Medallo’ del dorsal de la 22 con jugadores sin alma y sin oficio, va a empezar nuevamente la poderosa hinchada a presionar al “Embeleco de don Raúl” para que venda, a una nefasta dirigencia que con la traída de jugadores como Segura y Jordy, es difícil que se logre estructurar un proyecto.

Lea también
Todo está muy caro

La hinchada poderosa tampoco se puede salvar o justificar en la situación por la que está atravesando el equipo; muchos avalaron, respaldaron e incluso pidieron a David González como director técnico, creyendo que por su condición de ídolo daría los mismos resultados que como jugador. No pensaron que era para aguantarlo o tenerle toda la paciencia para que en el transcurso del tiempo pudiera mostrar resultados. Ahora ya lo señalan por su falta de experiencia, carencia de resultados y por ello están pidiendo su cabeza.

De igual manera con Cristian Marrugo, prácticamente la hinchada poderosa lo pidió, ahora es también foco de críticas por el juego que está presentando y por su misma edad lo cual todos sabíamos que vendría al Medellín a retirarse del fútbol.

Si la hinchada poderosa no respalda y no aguanta un proceso con David González en el cual personalmente creo, va a ser muy difícil para el “Rockero” que se mantenga en el banquillo escarlata y más cuando la presión va aumentando por la falta de resultados que infortunadamente en este fútbol colombiano, son los que sostienen a un técnico.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias