Síguenos

Opinión

El “anti-voto”, decisivo en las próximas elecciones presidenciales

Por: Fabio Arévalo Rosero MD

Publicado

el

Fabio Arevalo Rosero 1000x600 1

Nadie sabe para quién trabaja, una lección que puede estarse dando en las actuales situaciones de conflicto en varios países latinoamericanos. Ha ocurrido o está sucediendo en Ecuador, Chile, Perú y ahora se prepara en Colombia. Mientras tanto Uruguay y Paraguay, ya transitaron por ello.

En Ecuador después de pasar raspando y lejos de Andrés Arauz el visible ‘perdedor’ Guillermo Lasso, gana la presidencia gracias al expresidente Rafael Correa, que tiene una poderosa corriente en contra incluyendo a la mayoría de indígenas, Hervás quien casi pasa a segunda vuelta le dio la espalda. El eterno candidato conservador Lasso no tenía cómo ganar, pero ocurrió gracias al “anti-voto” y no a sus propios méritos. Hoy es el presidente legítimo, con la anuencia de un sector de la izquierda confundida. En tanto Correa, condenado a 8 años de prisión, está solicitado por la justicia ecuatoriana en extradición a Bélgica.

En Chile, luego de fuertes estallidos sociales, manifestaciones, vandalismo y polarización, se llega a acuerdo para ir a elecciones para conformar una Asamblea Constituyente. ¿Ganaron los promotores de la protesta o el establecimiento y la derecha poderosa? Ninguno de los dos. Los más votados fueron los independientes por encima de partidos de izquierda y derecha. Vuelve a funcionar el antivoto por agotamiento y fastidio. Ello demostraría que la ciudadanía está cansada de los partidos políticos interesados, de cualquier ideología. Las elecciones regionales si fueron más políticas.

Perú, proceso electoral a segunda vuelta

Perú está en proceso de elección presidencial, va a segunda vuelta el 6 de junio. En la primera con gran dificultad Keiko Fujimori logra pasar por tercera vez a un balotaje con Pedro Castillo que ganó holgadamente. Dos meses antes Castillo era el archi favorito con más de 20 puntos de ventaja, luego cada semana perdía unos cinco puntos. El Diario El Comercio hace poco hizo un simulacro electoral y las diferencias son mínimas, hay empate técnico.

La discusión en Perú se centra en el antivoto, que según últimos análisis era fuerte en Keiko por cuenta de su padre Alberto Fujimori, pero también muy grande en Castillo por las soterradas amenazas de comunismo. Los estudios de opinión muestran que el antivoto de Fujimori se está reduciendo y el de Castillo se estanca o crece. Si esa tendencia se mantiene, la tercera sería la vencida para la joven derechista Fujimori. Pero si gana Castillo, no será por sus propios méritos sino justamente por el antivoto fujimorista.

La situación en Colombia

Veamos en Colombia lo que podría ocurrir. Petro lidera cómodamente las encuestas. Pero es arma de doble filo, por un lado lo posiciona y lo muestra con gran opción. Por otro asusta y despierta profundos temores en poderosos sectores que obligaría a realinderamientos. Han revivido un video de Chávez candidato en Venezuela en 1998, donde, “miente por los menos tres veces” afirmando que entregará el poder en 5 años o antes, que no va a nacionalizar empresas, que no censurará a los medios de comunicación. Sucedió todo lo contrario. Y lo peor traicionó a su “mejor amigo” Fidel Castro acusándolo de dictador. Es por ello que la credibilidad de los candidatos de extrema izquierda podría estar en duda y su desconfianza pesa.

Aquí el vídeo de Chávez candidato y sus promesas incumplidas: https://www.youtube.com/watch?v=cQUsobdnh9g&t=28s

Dada la situación del país la derecha también asusta y pierde confianza. El poder desgasta y el establecimiento espanta. De allí el estallido social agravado por la pandemia. La situación en el país es crítica, con una corrupción rampante, enorme desigualdad, injusticia social, donde siguen gobernando y mandando los mismos de siempre.

Pero es especialmente un anacrónico y aparatoso Congreso lo que despierta las peores suspicacias con unos parlamentarios que en pleno paro nacional no demuestran empatía ni sintonía con el gobierno y la ciudadanía para ayudar a resolver el conflicto. Al contrario, algunos salen a azuzar las manifestaciones. Un medio de comunicación publicó una encuesta en donde la mayoría de colombianos consideran a Gustavo Petro como el inspirador de las marchas desordenadas y bloqueos.

A este gobierno no se le puede acusar de todos los males, la herencia recibida de los pasados es un lastre, por ello las protestas se iniciaron al poco tiempo de asumir Duque. Gran parte de esa culpa está en una poderosa clase política anquilosada por décadas. El pueblo tiene razón de protestar, se requieren urgentes cambios en todos los niveles. El paro es legítimo, pero no así el vandalismo, el oportunismo político y los bloqueos.

Estado del paisaje electoral en Colombia

Al revisar la minucia de los últimos sondeos de opinión, dan un panorama distinto al aparente. Según el estudio de ‘Guarumo’ Petro lidera con el 24% como único candidato de izquierda. Los candidatos de centro derecha (Fajardo, Galán, De la Calle, Robledo), suman otro 24% y los de la derecha (F. Gutiérrez, Char, M.L. Ramírez, T. Uribe, Pinzón) suman el 32%, ninguno el 11%, Otros, 9%

Ver encuesta Guarumo, aquí:

https://www.valoraanalitik.com/wp-content/uploads/2021/04/Percepcion_Pais_Abril_2021.pdf

Lo anterior significa que, si las tres principales corrientes van con candidato único, la posibilidad para la izquierda no está nada fácil (la mayor parte de la centro derecha votaría en contra de la izquierda). Ello dado que, al revisar el mismo estudio sobre la imagen de los candidatos, la negativa más alta la tiene Gustavo Petro y la menos negativa Sergio Fajardo, quien tiene fuertes contradicciones con el anterior. Según ello Petro estaría casi a tope de favorabilidad y los demás tendrían posibilidades de crecer. El llamado antivoto, no es más que el rechazo a un líder por su imagen negativa.

Candidatos 2022

De llegar Petro a una segunda vuelta, ocurrirá el mismo fenómeno de Perú, la mayoría del centro y la derecha harían un bloque no a favor de su candidato, sino contra el terror que les genera el riesgo de lo que llaman un “socialismo del Siglo XXI”. Si ya ocurrió con un candidato débil y desconocido como Iván Duque, con seguridad que quien llegue al balotaje será un personaje de mucho reconocimiento y no del uribismo nato, el cual se verá obligado a apoyarlo. Pero también puede ocurrir lo contrario, que gane Petro, porque hay una fuerte corriente contra Uribe. Eso volvería a demostrar que lamentablemente el fenómeno del antivoto, también será decisivo en Colombia.

Las secuelas políticas del paro

Las encuestas y el paro están haciendo reaccionar muy fuerte a los sectores de centro y derecha, que están buscando puentes de unión desde ya, ante el pánico del “comunismo” o de un gobierno tipo Maduro en Venezuela. La otra arista tiene que ver con la gran abstención en el país que supera el 50 por ciento, lastimosamente no hay voto obligatorio. La mayoría de quienes votan hacen parte del país político movido por los caudillos de siempre. El voto de opinión aún es bajo.

Los cambios anhelados no se dan con vandalismo o bloqueos sino en las urnas y buena parte de los protestantes no tendrán la disciplina, ni la convicción de votar, más allá del entusiasmo lúdico (en tantos casos) de salir a una marcha por esnobismo. En los momentos de paro, de los 50 millones de habitantes del país, la mayoría están estoicamente sufriendo las consecuencias de lado y lado, que fue lo que ocurrió en Chile, quienes finalmente se animaron a votar y esos indiferentes, los de la sociedad civil, los golpeados, los del silencio, salieron triunfantes porque se decidieron a hacer la revolución de forma inteligente.

Los costos del actual paro a punta de vandalismo y bloqueos son enormes. El gobierno no se desmorona, ni se inmuta (ni se cae), los parlamentarios ni siquiera se despeinan. Pero buena parte de las pequeñas y medianas empresas quedarán destruidas y miles de familias en la miseria. Quienes verdaderamente sufren en esta situación son los de a pié, la sociedad civil no polarizada. Son absurdos los taponamientos, ya que los realmente afectados son de la clase media hacia abajo, los demás tienen sus propias reservas y comodidades. Pero es preocupante que esto suceda más en regiones de mayor conflicto por cultivos ilegales y la dinámica de los mismos.

No es de extrañarse que si los bloqueos, el oportunismo demagógico y el vandalismo continúan, los más afectados políticamente serán los movimientos de izquierda y derecha. La gente, esa mayoría silente, ya no aguanta y tomaría una decisión en las urnas. Los de siempre de los extremos están desgastados. Pero para ello se requiere unas figuras de liderazgo, al menos un ‘Outsider’ y un movimiento ciudadano que a CONCIENCIA y CON CIENCIA represente legítimamente como en Chile a los independientes. De lo contrario la decisión electoral estará en el antivoto, lo cual jamás será lo más conveniente.

Apostilla: En este video llama la atención que el comandante Chávez (referente de la izquierda) como presidente de Venezuela invitaba a respetar a la policía y a disolver las marchas con gases; y a no permitir los bloqueos: “ministro del interior écheles gas y disuelva cualquier guarimba… no se puede permitir a nadie que tranque una calle”

https://www.youtube.com/watch?v=O6bQwCHwUHo

Siga leyendo

¡NO coma cuento! No perderá su cuenta de WhatsApp aunque no acepte la nueva privacidad

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram
Publicidad