Anonymous ataca la web del Tribunal Constitucional español

Anonymous
Archivo. Tomada de El Confidencial.

El colectivo “hacker” Anonymous se atribuyó un ciberataque contra la página web del Tribunal Constitucional en España, supuestamente organizado en respuesta a la situación en Cataluña.

Anonymous usó Twitter para atribuirse la responsabilidad y aseguró que continuará con más ataques próximamente.

Expertos coincidieron en señalar que la caída del “sitio” del Tribunal Constitucional se produjo por una “negación de servicio por multitud de visitas”, como es la tónica habitual en las reivindicaciones del grupo activista.

Se trata de una forma “muy sencilla” de tumbar una red, explicaron, que consiste en saturar una web al tratar de entrar en la misma desde miles de ordenadores a la vez.

El consejero delegado de la empresa All4Sec, Alfonso Franco, aseguró que Anonymous ha querido “tirar el servicio. Es su forma habitual de actuar y seguramente lo seguirá haciendo”.

El director general de Check Point Iberia, Mario García, dijo que “saturar el servidor es muy sencillo” y hoy lo han hecho “al menos sobre doce sitios web”, para lo que Anonymous “viene desde hace tiempo reclutando a gente”.

“Es su manera de actuar para tener visibilidad hacia afuera”, aunque en alguna ocasión han hecho ataques “mucho más perfilados” hacia alguna persona concreta; “dentro del colectivo hay de todo”, señaló.

Y sobre las amenazas de nuevos ciberataques lanzadas por Anonymous, José Rosell, de la empresa S2Grupo, indicó que “no se ve mucho movimiento”, aunque están todos “alerta para poder restaurar los servicios inmediatamente”.

Anonymous utilizó en sus comunicaciones los hashtag #OpCatalunya y #FreeCatalunya, en relación a la situación de la región, tras la activación hoy del artículo 155 de la Constitución por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Los expertos aseguraron que cualquier ciudadano se puede sumar con su participación en las redes a las reivindicaciones del colectivo, que “no es un grupo organizado”, y explicaron que muchas veces los ataques llegan de ordenadores infectados sin saberlo.

EFE.

Comentarios