Síguenos

Opinión

“Amárrese los Pantalones”: Recovecos de la Política Parroquial. Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Publicado

el

Juan Carlos Hurtado app

El concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos aprovechó para sacarse el clavo con el presidente del Concejo, Jaime Cuartas Ochoa, el jueves 28 de agosto.

Juan Carlos Hurtado

Juan Carlos Hurtado

Ese día el corporado comenzó por rechazar el hurto reciente del que fue objeto Jorge Lopera, asesor jurídico del concejal Róber Bohórquez Álvarez. Acto seguido sostuvo que ahora es investigado disciplinariamente por no aceptar el escolta que le asignaron.

“Es imposible que yo monté en mí carro y con mi familia a una persona que no conozco y no me inspire confianza, es apenas lógico. Y cuando conseguí alguien con el perfil, resulta que lo envían a cuidar un cabildo indígena en el Urabá”, puntualizó Guerra Hoyos.

Hasta ese momento, todo transcurría en forma normal durante el espacio de proposiciones y varios. Pero la frase que puso el dedo en la llaga y generó polémica y tensión, tuvo que ver cuando Guerra Hoyos le dijo a Cuartas Ochoa que debía comprar una correa, pero no para ahorcarlos o pegarles una pela, sino para que se amarrara los pantalones e hiciera respetar el Concejo ante la Administración Municipal.

Luego de su intervención, Cuartas Ochoa le dijo a Guerra Hoyos que era él quien tenía que amarrarse los pantalones. La respuesta fue el detonante para que el concejal Liberal se saliera literalmente de la ropa.

Se levantó de la curul y comenzó a vociferar que tenía que bajarse de la mesa directiva para responderle, como dice el reglamento y le exigió respeto al tiempo que subía el tono de voz, y salió del recinto tirando la puerta con tanta fuerza que concejales, asistentes y personas que estaban en las gradas quedaron mudos por unos minutos.

Cuartas Ochoa quedó en una situación compleja, esperando una solidaridad de sus colegas que no vimos. El presidente del Concejo sostuvo que en varias ocasiones se han reunido con el alcalde Gaviria y Guerra Hoyos a fin de discutir la situación de seguridad de concejales y miembros de las unidades de apoyo.

Decimos que Guerra Hoyos se habría sacado el clavo, porque para nadie es un secreto la molestia que tiene por no ser uno de los 9 ponentes del Plan de Ordenamiento Territorial, toda vez que es quien más atiende temas como las falsas viviendas de Interés Prioritario y todo lo relacionado con problemas de infraestructura en la ciudad.

También queda claro que el concejal está en franca distancia con el alcalde Gaviria, pese a que fue apoyo importante en 2011 en todo el proceso de campaña.

Como lo manifestamos recientemente, algo raro viene ocurriendo en el Concejo, y por eso hoy no hay claridad de cómo quedaría conformada la mesa directiva en 2015, porque con tantas diferencias no se sabe si serán respetados los pactos.

Recovecos Cortos

-El martes 2 de septiembre el concejal Yefferson Miranda, del Partido Verde, dijo que estaba cansado de ser cuestionado por parte de algunos de sus colegas sobre las denuncias que cursan en contra de él y de su padre Saúl Miranda, representante de Constructora AMIGA, por las supuestas falsas VIP que se habrían construido en sectores como Robledo.

Recalcó que hizo una consulta sobre posibles inhabilidades que tendría en la discusión del POT y no encontró ninguna. Por eso vuelve a las sesiones y a la discusión, al tiempo que advirtió que ningún concejal le marcaría la agenda, refiriéndose seguramente a Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, quien los denunció a él y su padre.

Explicó que será la Procuraduría General de la Nación o un juez de la República, quienes diriman su situación.

Paradójicamente, en esta ocasión, Guerra Hoyos no pidió interpelación e hizo como si no hubiera escuchado nada.

-Una señora de nombre Mariana, denunció que el Consorcio Metro de Medellín, habría hecho caso omiso sobre la destrucción parcial de su casa hace 25 días, en el marco de las obras que se adelantan del tranvía de Ayacucho, estación Miraflores en Buenos Aires.

Según la señora, que tuvo oportunidad de hablar públicamente en el Concejo el martes 2 de septiembre, la Administración Municipal y el Metro no le han dado solución, y en estos momentos la única opción que ofrece el Dagred es un albergue de tres días para un miembro de la familia que tiene 83 años y está delicado de salud.

Concejales como José Nicolás Duque Ossa y Carlos Alberto Bayer Cano quedaron muy preocupados con la denuncia y solicitaron mayor cuidado del Metro en las obras que llevan a cabo en la zona.

-El concejal de Firmes por Medellín y simpatizante del Partido Conservador, Roberto Cardona, peleará para estar en la mesa directiva del Concejo en 2015. Su argumento es que las minorías y oposición deben estar allí, así como viene ocurriendo en la Asamblea de Antioquia. Estaremos atentos.

-Nos llamó la atención que el concejal de Cambio Radical, Róber Bohórquez Álvarez, pidiera conformar una comisión accidental para tratar el tema de las comunidades que aún no tienen acceso al agua potable, porque el también concejal Miguel Andrés Quintero Calle, sostuvo que ya existe una comisión que viene trabajando.

Pero nos asaltó la curiosidad sobre el fenómeno, toda vez que en 2009 realizamos un trabajo periodístico sobre los habitantes que no tenían acceso al agua potable que nos mereció una nominación en un Premio Nacional de Periodismo, y más adelante EPM resolvió la situación de Llanaditas y otros sectores con lo que se conoce como mínimo vital. La inquietud es si realmente la problemática llegó a su fin, porque aún existe una comisión en el Concejo atendiendo esa situación.

-Después de lo que viene pasando con el senador Eugenio Prieto Soto y los mensajes políticos enviados por la senadora Sofía Gaviria y el representante Óscar Hurtado Pérez, quienes se aliaron con el senador Luis Fernando Duque García, nos hizo pensar que el tema electoral de 2015 podría traer sorpresas interesantes.

Es así como líderes importantes liberales coincidieron con una hipótesis que nosotros manejamos y es que Prieto Soto quedaría relativamente en libertad para hacer alianzas políticas con personajes impensables como Luis Pérez Gutiérrez.

Aunque parezca utópico, se habla de una posible dupla Prieto Soto-Pérez Gutiérrez a fin de llegar a la alcaldía de Medellín y Gobernación de Antioquia.

Ambos tienen nombre, se han hecho contar con buenas votaciones, y gozan de aceptación entre la clase política tradicional.
Sin embargo, otra versión fuerte es que sería muy arriesgado para Prieto Soto dejar el Senado que apenas comienza y embarcarse nuevamente en una aventura política que trae consigo sacrificio y un futuro incierto.

-El concejal conservador Álvaro Múnera Builes se encuentra delicado de salud. Dice que hace gran esfuerzo para permanecer en los debates y no cuenta con un pupilo que logre reemplazarlo a futuro con el mismo reconocimiento de él en la defensa de los animales y el medio de ambiente.

Por esa razón recibe coqueteos del concejal Ramón Emilio Acevedo, a fin de que lo apoye en la contienda de 2015.

-El matiz de la U, que orienta el representante Juan Felipe Lemos Uribe pretende tener por lo menos cuatro candidatos a la Asamblea: Rodrigo Mendoza Vega, Jorge Hernández Quiñonez, Santiago Ospina y Norman Ignacio Correa. Pero están olvidando el trabajo del senador Germán Hoyos Giraldo, quien también quiere tener aspirantes. Y lo grave es que con Centro Democrático en el escenario, la cosa va estar muy difícil para la U y otros partidos.

-El ex concejal Mauricio Tobón Franco quiere ser candidato a la alcaldía de Medellín por UCD, pero Juan Paz escribió que sería gerente de la campaña de Liliana Rendón a la Gobernación. La pregunta es cómo haría para manejar la campaña de la “monita” y la de él al mismo tiempo.

-El ex concejal Rubén Callejas no es capaz de dejar la política, pese a su éxito en la empresa privada. Por esa razón comenzó a trabajar muy duro con miras al Concejo 2015, seguramente con el aval de Cambio Radical.

-Según una encuesta reciente de CMI, el Gobernador Fajardo tiene un 89% de imagen favorable en el país. Esto quiere decir que los supuestos malos manejos en la FLA, poco o nada importan a la población que considera que el mandatario todo lo hace bien.

-La FM denunció que en Bogotá habría un acuerdo entre Alcaldía Distrital y Policía para que sean impuestos más de 4 mil comparendos diarios.

Esa noticia me dejó perplejo, porque si eso estaría pasando con guardas y policías de tránsito de Bogotá, ¿dónde nos dejan las cámaras de foto detección en Medellín?, porque hasta el momento ese cuento de notificación por correo es una clara violación al debido proceso, así algunos astutos jurídicos intenten acomodar la Ley a su antojo.

-Si el “Montoyismo” apoya a Carlos Alberto Báyer Cano para repetir Concejo de Medellín, la pregunta es qué papel jugaría el representante a la Cámara, Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán, quien hace parte de ese equipo político y quiere jugar con aspirante propio.

-Si Carlos Mario Montoya Serna aspira a la Gobernación de Antioquia y el diputado liberal Héctor Jaime Garro también (ambos llaves del alcalde Gaviria) ¿cómo se manejaría la situación?

Con ese solo ejemplo, podemos colegir desde ya que conseguir un candidato de Unidad Regional será todo un proceso complejo porque Luis Pérez Gutiérrez también quiere Gobernación.

Sería el Presidente Santos quien podría dirimir el asunto. Si no es así, Sergio Fajardo repite la de 2011: se les mete por el medio a partidos tradicionales, y los vuelve ropa de trabajo con el candidato que ponga. Basta recordar cuando hizo lo propio ganándole a las vanidades de conservadores y de la U que no quisieron hacer alianzas y los molieron con un millón de votos.

-Importante sector de Unidad Liberal está molesto porque el representante a la Cámara por el Partido Liberal, Óscar Hurtado Pérez, habría nombrado en su grupo de apoyo a personas que no fueron fundamentales en la campaña. Las heridas están abiertas y los celos también.

-La Asamblea emitió un comunicado de apoyo a la gestión de Fernando Restrepo, gerente de la FLA.

Lo que llama la atención es que 18 firmaron el comunicado, dejando claro entonces que no creen en las pruebas que aportaron los diputados Adolfo León Palacio Sánchez y Jorge Gómez Gallego, sobre posibles malos manejos en la entidad.

-El jueves 4 de septiembre nos sorprendimos cuando Juliana Agudelo, directora del Programa de Televisión Actos y Decisiones de la Asamblea de Antioquia, y empleada del Centro de Producción Audiovisual de la Gobernación, salió gritando de la oficina del secretario de la Duma, Gustavo Restrepo, que la no nota sí saldría publicada y lo vociferó varias veces.

No alcanzamos a establecer a qué nota periodística se refería, pero todo parece indicar que el trabajo entre la Asamblea y la Gobernación es complejo por los intereses que se manejan.

Lo que sabemos es que el programa Actos y Decisiones, se emite bajo la revisión de la Asamblea y el Centro de Producción de la Gobernación. Ahí está el problema para ponerlos de acuerdo.

El carretazo

Y los Vecinos Cansones, ¿Dónde Están?

Hay días en los que por alguna razón uno piensa cosas raras: ¿Será que los vecinos cansones hacen parte del pasado, que están en vía de extinción, o ya se acabaron?

La pregunta surgió porque al salir de mi edificio deduje que en 7 años no conocía a los vecinos, que nunca me habían pedido un favor, que nunca me habían molestado, y hasta sentí un vacío aterrador. Inseguridad, soledad. “Si surge una emergencia en mi hogar nadie me podría ayudarnos”, pensé preocupado.

Ese día entendí que Medellín dejó de ser provincia y sentí mucho pesar, porque ya se acabó el vecino que preparaba un sancocho en la mitad de la cuadra, pero eran los residentes quienes finalmente terminaban aportando los insumos y las bebidas. El organizador pasaba de agache y hasta quedaba con comida para una semana.

Se acabó el vecino que tocaba la puerta de la casa para pedir una pantaloneta de baño prestada porque iba para Comfama. El vecino entusiasta. El de las fiestas navideñas, natilleras, y eventos deportivos, y bingos. Ese incansable al que nunca se le acababa las pilas y siempre tenía una idea en mente a fin de sorprender a la comunidad. Como ir al Parque Norte, al Cerro Nutibara o a los charcos de Barbosa.

El conchudo buena gente, acostumbrado a pedir y pedir, pero también a dar algo muy importante: alegría, compañía. Ese que muchos criticaban, pero ante su ausencia la cosa no era igual.

Aquél que siempre vestía de ropa deportiva de empresas en las que había trabajado, y nunca combinaba bien por alguna razón que lo hacía especial.

Ese día sentí de repente nostalgia por ese ambiente sabroso y provincial que viví en la niñez de principios de los años 70. Así como extrañé a los vecinos “cansones”, también esas pequeñas cosas que nos marcan y a la final son pruebas de la felicidad.

Como ese buñuelo más grande que yo, que me daban mis padres en el Parque de Bolívar, cuando el único peligro era divertirse en grande en ese ambiente en el que todo el mundo se saludaba y no había el temor del asalto repentino de hoy.

Qué nostalgia recordar esos conos clásicos de Condorito, en el mismo parque de Bolívar, al lado del mítico Teatro Lido. Los algodones de azúcar, y los caballos de madera para las fotos en las que mis padres lucían orgullosos de sus hijos al lado de la fuente de agua en frente de la Catedral. Era una época simple, pero apasionante. Desprovista de esa tendencia actual de sentimientos prefabricados, tecnología, centros comerciales, y todo a una medida que ahora siento me queda grande.

Ese día comprendí que se acabaron los vecinos cansones, ¡qué bueno volverlos a tener!, porque estamos encerrados en grandes torres de cemento que hasta se caen, porque la ambición del ser humano no tiene límite.

Ese día añoré muchísimo el centro de los años 70, que por alguna razón ningún alcalde ha podido recuperar.

También comprendí que esos tiempos no volverán y que era yo quien me estaba volviendo cansón, preguntándome por una provincia que ya se fue. Ahora no suena la puerta, sino el citófono… @granciudad710

Publicidad