in

Estudio alerta de la escasa inserción laboral de los jóvenes iberoamericanos

El empleo joven de la región afronta el riesgo de sustitución tecnológica

jovenes sin empleo
Jóvenes en Brasilia, Brasil, en foto de archivo. EFE/Joédson Alves

Madrid, 4 may (EFE).- El 80% de la juventud iberoamericana no posee perfiles compatibles con los empleos de mayor competitividad, según un informe elaborado por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que alerta de la escasa inserción laboral de los jóvenes de la región.

El estudio recoge datos estadísticos de 11 países – Argentina, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana- y aborda otros aspectos como la brecha de género, la calidad del empleo o los obstáculos de los jóvenes iberoamericanos para emprender.

De acuerdo con el informe, los jóvenes de los países analizados se enfrentan a problemas serios de inserción laboral, presentando las menores tasas de participación en comparación con el promedio poblacional, y también de desempleo, al punto de alcanzar la cifra más elevada desde que se llevan registros por causa de la pandemia.

Otra de las conclusiones, según destaca la OEI en un comunicado, es la existencia de una marcada brecha de género, con unas tasas de empleo juvenil un 25% menor entre las mujeres en comparación con los hombres.

El empleo joven de la región afronta además otro problema, el riesgo de sustitución tecnológica, ya que, de acuerdo con el estudio, los empleos más característicos de la juventud están relacionados con tareas manuales y rutinarias.

De esta forma, los países latinoamericanos y del Caribe se enfrentan al desafío de generar empleos para una oferta laboral creciente en las próximas décadas.

En este sentido, el informe incorpora recomendaciones de políticas públicas para solucionar la situación laboral de la región, entre las que destaca la de adecuar los contenido académicos a la realidad del mercado del trabajo.

También se insiste en la importancia de fomentar unos estudios más prácticos, en los que se alterne entre los académicos y las empresas, de cara a reducir la brecha entre los conocimientos adquiridos y los que vayan a emplear en su futuro laboral.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias