Síguenos

Opinión

Ahora Sí, una Paz Verdadera

Publicado

el

daniel jimenez

daniel jimenez

El pasado 17 de junio Iván Duque recibió el mandato popular de dirigir el rumbo del país hacia una paz verdadera, una que incluya a todos los colombianos, que permita que las víctimas sean el verdadero centro del proceso y nos permita avanzar, dejando en el pasado el odio y el resentimiento generado por la polarización de la contienda política.

Este mandato demanda que el nuevo Presidente de Colombia realice reformas de fondo al acuerdo de paz, reformas necesarias para restablecer la confianza en este proceso, en las que se deberán incluir temas que han sido motivo de preocupación de la mayoría de colombianos; como los responsables de crímenes de lesa humanidad tengan cárcel, que el narcotráfico no sea considerado como un delito conexo al político, que los cabecillas de esta organización narco-guerrillera no tengan participación política, que entreguen todos los niños reclutados, que se comprometan a reparar a las víctimas y a decir toda la verdad. Reformas apenas razonables después de todo el daño ocasionado por parte de este grupo guerrillero a los colombianos.

Sin embargo para garantizar una verdadera paz no solo basta con hacerle cambios al acuerdo, es fundamental el compromiso decidido del gobierno entrante, en cabeza del Presidente Iván Duque de encargarse de las necesidades de 49 millones de colombianos en materia de educación, empleo, salud, infraestructura, agro, medio ambiente, entre otros temas de vital importancia.

Es así como el primer reto del Presidente electo más joven de la historia de Colombia, será demostrar que está a la altura de las expectativas planteadas, demostrando que es el Presidente innovador y de vanguardia capaz de llevar a Colombia, a la Colombia del siglo XXI; pionera en la implementación de energías alternativas, que fomente la movilidad sostenible, que promueva la implementación de TIC’s para garantizar educación gratuita y de calidad para todos y que logre consolidar a Colombia como ejemplo y un nodo regional no sólo de la Economía Naranja sino de una Economía Sostenible, al ser Colombia el segundo país más biodiverso del mundo.

Finalmente si Colombia en cabeza del nuevo gobierno, logra cumplir las expectativas planteadas no hay duda que ‘Ahora Sí, lograremos una Paz Verdadera’ una que comience a cerrar las brechas de inequidad, que promueva la iniciativa privada, los emprendimientos, la investigación y que genere oportunidades para todos.

Publicidad
Publicidad

Medellín