Agoniza la revocatoria en Medellín

La improductiva revocatoria promovida y financiada por grupos políticos de oposición y familias acostumbradas al manejo de las finanzas de la administración de Medellín, vieron como se esfumaba de sus manos el dinero con el que financiaban sus empresas, hacían riqueza y se acostumbraban a estilos de vida cómodos; pues fue la elección histórica de Daniel Quintero que con más de 300 mil votos propició el cambio que la ciudad necesitaba, pensar que la desigualdad no debía continuar y que el verdadero poder es de los ciudadanos, no de unos cuantos.

Crear los grupos pro-revocatoria desde el mismo día que Quintero asumió la Alcaldía, fue uno de los errores más vistosos que no daban buen augurio de lo que es un proceso revocatorio maquillado como representación ciudadana, pues algunas familias tradicionales, el uribismo y opositores, creyeron que desprestigiar con mentiras y noticias falsas rotando en whatsapp, facebook e instagram, encontrarían un apoyo irrestricto a dicha iniciativa, pero nada más alejado de la realidad, el apoyo no es el que esperaban.

Dentro de los mismos grupos y entre sus miembros, se vieron enfrentados a discusiones, protagonismos, peleas y objetivos personales que no conducían a único objetivo que es la revocatoria, por eso generan una percepción negativa y de manipulación en la opinión pública que se cansó de los argumentos falsos y de poco peso con los que se sustentan. Con lo que dan la impresión de que algunos de los voceros o representantes de dichos grupos, quieren desistir.

Lea también
¿Cuál es el proyecto político de Gustavo Petro?

Los espacios actuales por excelencia para llegar al público en general son las redes sociales, con ellas se puede convertir un tema en tendencia o se le puede dar sepultura. Sin embargo, el tema de la revocatoria inicialmente hizo eco en algunos medellinenses, porque fue un tema de moda en todo el país, pero poco a poco desistieron algunas y se fueron quedando sin fuerza otras, como es el caso de la Revocatoria del Alcalde de Medellín.

Estos grupos y sus líderes, aprovecharon las redes sociales para crear perfiles falsos, lanzar ataques personales, crear bodegas tuiteras y manipulación de información a tal punto, de cuidarse la espalda entre ellos mismos. Con este procesamiento de información, empezaron a perfilar usuarios, desnudar vidas privadas y llegar al punto de amenazar de muerte a personas de la administración, pero también directamente al Alcalde Quintero. La oposición nauseabunda y comprada por un gran músculo financiero, quiere retomar el poder público en la ciudad sin importar el costo que esto tenga para Medellín.

Gracias a que Medellín es una ciudad clásica, una ciudad tradicional y conservadora, que tiene un marcado regionalismo y es poco abierta a los cambios de pensamiento político; convierten estas características en una codependencia con la pujanza y desarrollo de la ciudad, pero nada más alejado de la realidad, Medellín con sus nuevas generaciones han generado un cambio, ha creado una ciudad abierta al mundo y expectante por mejores mandatarios que cubran las necesidades que se pueden presentar. Pues estos grupos pro-revocatoria apelan a las mencionadas características, especialmente al sentimiento y enojo con el propósito de modificar la percepción y pensamiento de algunos ciudadanos, con el fin de obtener réditos económico-políticos personales y no en bien de la comunidad. estrategia usada comúnmente por el rubismo en el país.

Lea también
Bajar el IVA del 19% al 6%.

Ahora vemos como en su decadencia, estos grupos pro-revocatoria se lanzan a la autodestrucción, pues se nota un cansancio de parte de sus miembros y voceros, una exagerada solicitud de ayuda por parte de la ciudadanía y exigencias de participación para que sean escuchados -e incluso- para poner en duda el proceder de las instituciones públicas y sus funcionarios con los procedimientos que conlleva un proceso revocatorio.

Siendo así, la frustración es una respuesta emocional común a la oposición, relacionada con la ira y venganza, la frustración en los grupos pro-revocatoria o personas que participan en el comportamiento pasivo-agresivo, hace que para estos casos sea fácil de identificar las causas, ya que las respuestas son directas, una respuesta más común es la propensión a la agresión directa, y es a esa que nuestra amada Medellín nunca estará dispuesta a aceptar.

Siga leyendo

¡NO coma cuento! No perderá su cuenta de WhatsApp aunque no acepte la nueva privacidad

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram