Síguenos

Noticias de Colombia

Aceite de palma, una de las apuestas de Colombia

Publicado

el

Un trabajador arrea un buey con frutos de palma de aceite en María La Baja (Colombia). EFE/ RICARDO MALDONADO ROZO/Archivo
Un trabajador arrea un buey con frutos de palma de aceite en María La Baja (Colombia). EFE/ RICARDO MALDONADO ROZO/Archivo

La producción sostenible de aceite de palma es una de las principales apuestas de Colombia, que está cerca de lograr el objetivo «de llegar a cero deforestación y ser un líder mundial en las mejores prácticas de producción» en este sector, informaron este domingo fuentes oficiales y del sector.

La idea, detalló la agencia estatal ProColombia en un comunicado, es aprovechar las más de 5,2 millones de hectáreas que tiene el país con alto potencial para la siembra y la exportación de aceite de palma.

“El aceite de palma ha sido un gran jalonador de la canasta agroexportadora del país históricamente y también lo ha sido durante los últimos meses», dijo la presidenta de ProColombia, Flavia Santoro, citada en la información.

La funcionaria agregó que los «atributos de sostenibilidad» de este producto «son, sin lugar a duda, unos elementos atractivos y de gran interés por parte de los compradores internacionales».

«Por lo cual desde ProColombia seguiremos apoyando e incentivando para que cada vez más empresas se comprometan a preservar el medioambiente y a ayudar al desarrollo de las comunidades”, agregó.

UNO DE LOS PRINCIPALES PROVEEDORES DE AMÉRICA

Colombia, que es uno de los principales proveedores de aceite de palma en América y el cuarto productor mundial, ha reducido la deforestación ligada a la palmicultura al 0,4 %, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Igualmente está vigente el «Acuerdo por la Cero Deforestación en la Cadena del Aceite de Palma», que fue firmado por 20 compañías del sector, representantes del Gobierno y organizaciones sociales y auspiciado por otros gobiernos como los de Reino Unido, Países Bajos y Noruega.

El objetivo de este pacto es asegurar que toda la producción de aceite de palma se haga en áreas dentro de la frontera agrícola y «así aprovechar de la mejor manera las 5,2 millones de hectáreas con alto potencial para la siembra de palma de aceite de manera sostenible».

APOYO DEL GOBIERNO E IMPACTO SOCIAL

«La palma de aceite cuenta con pleno apoyo del Gobierno colombiano y está incluida en los Pactos por el Crecimiento, una estrategia del sector público y privado para dinamizar los sectores que tienen condiciones óptimas de oferta, potencial de demanda internacional y capacidad de agregar valor», agregó ProColombia en su comunicado.

En esa línea, se ha asegurado «la protección de bosques nativos cercanos a los cultivos y la preservación de animales como pumas y venados».

La palmicultura «involucra a más de 6.000 cultivadores palmeros, de los cuales se estima que el 97 % corresponde a pequeños y medianos productores».

«Vale destacar que más del 82 % de los empleos de esta industria son formales, lo cual ayuda en su proceso hacia la formalidad y legalidad», aseveró ProColombia.

El presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), Jens Mesa, aseguró que «el desarrollo del cultivo de palma de aceite en Colombia se ha dado bajo unas condiciones con un mínimo impacto en deforestación, en armonía con la biodiversidad».

En 2020, 34 empresas exportadoras de Colombia llegaron a 37 destinos en el mundo.

En esa línea ProColombia ha encontrado oportunidades para los aceites y grasas en más de 30 mercados, como la Unión Europea, Japón, México, Estados Unidos y Chile.- Bogotá, 18 abr (EFE)

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram
Publicidad
Publicidad

Medellín