Síguenos

Deporte

A 28 días del debut, Bolivia ve la Copa América entre sombras

Publicado

el

El entrenador de Bolivia Cesar Farias dirige un partido en el Torneo Preolímpico Sudamericano Sub23 entre Bolivia y Perú, el 31 de enero de 2020 en el estadio Centenario en Armenia (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán Jr./Archivo
El entrenador de Bolivia Cesar Farias dirige un partido en el Torneo Preolímpico Sudamericano Sub23 entre Bolivia y Perú, el 31 de enero de 2020 en el estadio Centenario en Armenia (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán Jr./Archivo

La Paz, 16 may (EFE).- Bolivia afronta incertidumbres a 28 días del debut en la Copa América frente a Paraguay por una liga local que se desarrolla entre suspensiones por problemas entre dirigentes, y con su seleccionador, el venezolano César Farías, criticado por los resultados en la clasificación para el Mundial de Catar 2022.

La Copa América, cuya organización también afronta dificultades en Argentina y Colombia, tiene a Bolivia en el Grupo A, que abrirá el torneo el 13 de junio.

Las selecciones de Chile, Uruguay y Argentina completan el desafío del equipo que dirige el criticado Farías.

Sin embargo, el principal punto en contra de la preparación de la Verde es la reciente suspensión indefinida del campeonato boliviano, que es su principal proveedor de jugadores, y del que se han jugado únicamente siete jornadas.

En medio está un amparo constitucional presentado por un exdirigente que hace varios meses entró en la pugna por asumir la presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Ahora esa acción legal está a la espera de su resolución tras la suspensión de una audiencia que debía celebrarse el pasado 13 de mayo en una corte de la ciudad de Santa Cruz y que debe dirimir sobre la nulidad de acciones administrativas que el demandante Robert Blanco ha interpuesto contra la FBF presidida por Fernando Costa.

Lo administrativo incide en lo futbolístico por la continuidad que deben tener los dieciséis equipos bolivianos, de los que solo algunos mantienen el ritmo en competiciones como la Copa Libertadores o la Sudamericana, principalmente el Always Ready, The Strongest, Bolívar y Wilstermann.

En medio está la poca conformidad que los seguidores de la Verde y algunos dirigentes de la FBF han mostrado con el trabajo de Farías, que admitió que estaba «al filo de la navaja» antes de afrontar las jornadas 5 y 6 de las eliminatorias del Mundial ante Perú en La Paz y Uruguay en Montevideo, que previamente estaban programadas para marzo y ahora se jugarán a comienzos de junio.

Ese parón, sin duda, ha dado cierto oxígeno a Farías a pesar de que los duelos amistosos que Bolivia perdió ante Chile y Ecuador a finales de marzo agrietaron la relación del entrenador con su afición.

La Verde ocupa el último puesto con un punto tras cuatro partidos, uno de los peores arranques del equipo en unas eliminatorias.

Para la Copa América, Bolivia podrá contar con algunos de sus futbolistas en el exterior como los defensas Adrián Jusino que juega en el AE Larissas de Grecia, Luis Haquin del Melipilla chileno o José María Carrasco del Independiente del Valle ecuatoriano.

También es opción para Farías el goleador histórico de la selección Marcelo Martins Moreno del Cruzeiro brasileño y el mediocampista Alejandro Chumacero del Unión Española de chileno.

Con todo esto el probable equipo base que Bolivia podría presentar en la Copa América estaría conformado por Carlos Lampe; Diego Bejarano, Adrián Jusino, Jesús Sagredo; Ramiro Vaca, Fernando Saucedo, Erwin Saavedra, Juan Carlos Arce; Marcelo Martins y Gilbert Álvarez.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram
Publicidad