975 hectáreas en Nechí dejarán de ser mineras para ser zonas protegidas

Devolución de áreas mineras para la protección ambiental, producto de una alianza entre Corantioquia y Mineros Aluvial S.A.S. Foto Cortesía.
Devolución de áreas mineras para la protección ambiental, producto de una alianza entre Corantioquia y Mineros Aluvial S.A.S. Foto Cortesía.
Devolución de áreas mineras para la protección ambiental,  producto de una alianza entre Corantioquia y Mineros Aluvial S.A.S. Foto Cortesía.
Devolución de áreas mineras para la protección ambiental, producto de una alianza entre Corantioquia y Mineros Aluvial S.A.S. Foto Cortesía.

Corantioquia y Mineros Aluvial S.A.S, filial de la empresa Mineros S.A., firmaron un acuerdo que contribuye a la protección y uso racional de los recursos naturales en el Bajo Cauca antioqueño y además busca prevenir y minimizar los impactos ambientales y los riesgos a los seres humanos.

Con dicho acuerdo 975 hectáreas de territorio ubicado en área protegida de las ciénagas El Sapo y Hoyo Grande, en jurisdicción del municipio de Nechí, dejarán de ser parte de contratos de concesión minera.

El DMI El Sapo fue declarado por Corantioquia como área protegida en octubre de 2017, constituye un complejo cenagoso de 12.227 hectáreas de extensión de gran importancia ecológica, puesto que se ubica en la intersección de los ríos Nechí y Cauca, es fuente abastecedora de peces en la región y es cuna de flora y fauna exclusiva de los bosques muy húmedos tropicales.

El trabajo conjunto entre Corantioquia y Mineros Aluvial S.A.S incluirá la aplicación de estrategias ambientales preventivas para fomentar el desarrollo sostenible en el territorio. Así mismo, beneficiar a cerca de 200 habitantes de la región con la conservación de sus ecosistemas, la protección de la biodiversidad, el repoblamiento íctico en la zona y fomentar prácticas agrícolas de interés para la comunidad, demostrando así que la minería y el cuidado del medio ambiente pueden coexistir.