in

32 años desde el magnicidio de Carlos Pizarro

Carlos Pizarro fue uno de los mayores líderes de la guerrilla urbana M-19, que oficialmente dejó las armas en marzo de 1990

Carlos Pizarro
Carlos Pizarro. Foto de la colección de la Red Cultural del Banco de la República (BanRep Cultural).

El 26 de abril de 1990 asesinaron a Carlos Pizarro, guerrillero desmovilizado que figuraba en las encuestas como una de las mayores opciones para convertirse en presidente de la República en las elecciones del 26 de mayo del mismo año.

De guerrillero a candidato a mártir de la izquierda

Carlos Pizarro Leongómez murió tras ser embestido por las balas de un sicario en un vuelo de Avianca que cubría la ruta Bogotá-Barranquilla, mes y medio después de haber liderado el último acto de abandono de armas de la guerrilla M-19 que oficializó el Acuerdo de Paz con el Estado colombiano en cabeza del presidente Virgilio Barco.

Carlos Pizarro Leongómez, nacido en Cartagena, paradójicamente, bajo el seno de una familia encabezado por un ilustre almirante de la Armada Nacional, tomó el camino que muchos no se hubieran imaginado: defendió ideas de izquierda desde que estudió en la Universidad Javeriana y la Universidad Nacional y se convirtió en uno de los creadores y máximo cabecilla de la guerrilla urbana M-19.

Lea también  ¡Se dañó el negocio! La rebaja del SOAT se demora

Una organización que, a diferencia de otros grupos insurgentes, se caracterizó por ideas nuevas e intelectuales y por grandes espectáculos que llamaron la atención de los medios, como el robo de la espada de Simón Bolívar en 1972.

Luego de fallidos intentos por llegar a un acuerdo de paz con el gobierno de Belisario Betancur tras presentarse intervenciones como la Toma del Palacio de Justicia que terminó con gran parte de sus integrantes muertos o desaparecidos, en 1990 por fin se llegó a un consenso.

Paso que catapultó a Carlos Pizarro y lo convirtió en uno de los favoritos para llegar a la Presidencia, apoyado por el partido Alianza Democrática M-19, pero una orden —que aún la justicia no resuelve quién la dio, si los hermanos Castaño o agentes del Estado—, traza más de tres décadas que su hija y senadora electora María José Pizarro describe como de impunidad.

Para leer más noticias de Colombia ingrese aquí.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias