«Vacaciones sin hotel»: una antología que rompe el cliché turístico de Miami

vacaciones sin hotel
Fotografía cedida hoy por Maj Lindström donde aparece el escritor argentino Hernán Vera Álvarez, quien es profesor en la Universidad Internacional de Florida (FIU). EFE/Maj Lindström

Miami, 11 nov (EFE).- La antología «Vacaciones sin hotel», que reúne relatos de 26 escritores latinoamericanos radicados en Miami y se presenta este viernes, muestra «la diversidad cultural, temática y estilística» de la narrativa en español del sur de la Florida, según su compilador, Hernán Vera Álvarez.

La antología, con más de un 90 % de relatos escritos por mujeres, reúne por primera vez la voz de los autores que participan en un taller literario conocido como «La tribu de Vera».

El volumen recoge textos cortos de autores oriundos de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, República Dominicana, México, Perú, Uruguay y Venezuela.

«El libro es un espejo de estos tiempos», remarca Vera sobre los 26 textos salidos del taller dictado semanalmente por él, desde hace cuatro años, que para este volumen han sido escogidos y editados bajo el sello independiente Ediciones Aguamiel, con sede en Miami.

El título ironiza sobre el cliché de una Miami eternamente en vacaciones, dice Vera en una entrevista con Efe.

«Este libro muestra otro Miami, más cercano a la realidad y más lejos de la publicidad turística. Acá nadie está todo el día en la playa bajo un limonero, tomando un gincola o un cubalibre», asegura el escritor argentino, profesor en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

Miami es una ciudad diversa con predominio de lo hispano —un 70 % de sus habitantes tiene ese origen— y especialmente de lo cubano y un alta proporción de bilingües e hispano-hablantes.

La diversidad se nota en el origen de los autores y en la temática de los relatos de «Vacaciones sin hotel», que este viernes se presenta en el Centro Cultural Español.

Aunque predomina el punto de vista femenino, también hay relatos de autores como el argentino Daniel Reschigna, que abre estas páginas con «Un ángel», un duro y simpático fresco sobre la soledad.

Lea también
Lo que le pidió el hijo de Patricia Teherán a Karol G por cantar la canción de su mamá

«Lo bueno de un taller es que uno se nutre de la sensibilidad y de la manera de ver el mundo de los otros; se crea un ‘environment (ambiente)’ muy creativo, teniendo en cuenta que la escritura es un oficio muy solitario. En el taller se ha formado una obra colectiva», puntualiza Vera.

UNA RULETA EMOCIONAL, ESTÉTICA Y LITERARIA

El compilador dice que lo primero que tuvo presente fue la calidad de los cuentos.

«Luego, no quería un texto homogéneo en estilo y por eso fui ecualizando el índice, para que el libro tuviera luces y sombras y fuera una ruleta emocional, estética y literaria, y eso está en el libro, la amplificación de voces», detalla.

Vera, autor de varias novelas —la más reciente, «Los hermosos», de Suburbano Ediciones— enmarca «Vacaciones sin hotel» como libro de «autoficción».

«Siempre me gusta recordar unas palabras de Mario Vargas Llosa. Él comentaba que todo texto es como un ‘streptease’ al revés: primero el autor se desnuda (…) para luego llenarlo de buenas mentiras».

Según Vera, la estructura principal de volumen de 150 páginas «tiene que ver con la autoficción», que puede ser rica en muchos géneros como la autobiografía, la crónica periodística y el género fantástico.

Pero, matiza, el «nervio vivo» de este libro es algo autobiográfico.

Así lo dejan claro autoras como la cubana Ivón Osorio Gallimore, quien afirma a Efe que encontró su «lugar en el mundo» aquella tarde en la que entró por la puerta del aula donde Verá imparte el taller.

El relato de Osorio, «Preparativos de última hora», narra los momentos en que se marchaba de su país y debía trasladar sus objetos personales a un lugar seguro para no perderlos cuando el Estado confiscara su vivienda.

«Subí a un avión por primera vez hacia un destino que ya estaba escrito. Mi único equipaje fueron mis santos, una carta que nunca he leído y algunas fotos que miro cuando estoy triste», cierra así su relato la cubana.

Lea también
¡Confirmado! Coldplay realizará concierto en Colombia

TERTULIA LITERARIA Y FALSA BOHEMIA

La colombiana Diana Pardo, que reside en Miami desde 1999, afirma por su parte a Efe que el taller le ha a dado «la posibilidad de tener un grupo de tertulia literaria en español que no existía en Miami».

En «I will never surrender», Pardo narra la primera cita sexual de una pareja de jóvenes que se vio interrumpida por el abuso del poder policial.

Otra autora, Diana Rodríguez, de Costa Rica, que llegó al taller hace casi dos años «con un deseo atrasado de escribir y sin ninguna experiencia», se alegra de que «Vacaciones sin hotel» se haya editado en español porque es su idioma natal.

Rodríguez, que a los 50 años «descubrió su voz y decidió expresarse a través de la literatura», es la autora del relato surrealista «La colección de uñas».

«Mis primeros años aquí fueron muy solitarios, nos juntábamos en (la universidad) Miami Dade College y con el tiempo se ha formado una linda comunidad donde está la literatura», añade Vera.

«Vacaciones sin hotel», disponible también en el podcast de Spotify «Historias de la tribu», marca «un nuevo Miami», señala Vera.

«A partir del siglo XXI la nueva emigración no quería dejar de consumir ciertos productos culturales. En Latinoamérica hay cierta tradición de talleres literarios (…), creo que la gente aquí necesitaba ese clima de café que existe en muchas capitales», añade.

En el prólogo, Vera habla de una «falsa bohemia» de unos establecimientos «llamados Starbucks» que «conspiran para (que no haya) reuniones de más de veinte minutos».

Jorge Ignacio Pérez

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram