Una dieta rica en polifenoles mejora el síndrome del intestino permeable en los mayores

intestino permeable
Vista de unas manzanas en un supermercado, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/ROBERT GHEMENT

Barcelona (España), 26 oct (EFE).- Una dieta rica en polifenoles como los que contienen las manzanas, el cacao o el té verde mejora en ancianos el síndrome del intestino permeable, que condiciona la absorción de nutrientes, según un estudio de la Universidad de Barcelona (UB) y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fragilidad y Envejecimiento (CIBERFES).

El estudio se llevó a cabo en personas de más de sesenta años que ingirieron una dieta rica en polifenoles durante ocho semanas, y los resultados mostraron que incluir en la dieta hasta tres porciones diarias de manzana, cacao o chocolate negro, té verde, arándanos, naranjas o zumo de granada mejora la permeabilidad intestinal al producir cambios específicos en la microbiota intestinal.

La UB recordó que el aumento de la permeabilidad intestinal se asocia a factores como el envejecimiento, las alergias alimentarias o intolerancias y las dietas no saludables.

Lea también
Pfizer dice que tres dosis de su vacuna podrían neutralizar ómicron

Esta alteración provoca una disminución de la integridad de la barrera intestinal, que facilita el paso de sustancias potencialmente tóxicas en sangre y que se relaciona con el desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso Alzheimer.

Según dos de los autores del estudio, Gregorio Perón y Tomás Meroño, el análisis de las muestras plasmáticas y fecales llevadas a cabo indicó que un aumento de los metabolitos séricos está relacionado con el consumo de polifenoles como la teobromina y las metilxantinas —derivadas del cacao y el té verde— y se relacionan positivamente con bacterias productoras de butirato (un ácido graso de la flora intestinal), e inversamente con la zonulina, una proteína relacionada con la permeabilidad intestinal.

El artículo, publicado en la revista Clinical Nutrition, está dirigido por Cristina Andrés-Lacueva, catedrática de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación y jefe del Grupo de Investigación de Biomarcadores y Metabolómica Nutricional de los Alimentos de la UB y del CIBERFES, que está integrado también en la Red de Innovación Alimentaria de Cataluña.

Lea también
Los nuevos casos globales de COVID se estabilizan, pero se disparan en África

Según Andrés-Lacueva, a raíz de los resultados se concluye que el estudio de las relaciones entre la permeabilidad intestinal, la composición de la microbiota y el metabolismo de los alimentos «debe ser la base para establecer dietas personalizadas para cada etapa de la vida, y especialmente en personas mayores».

El trabajo, llevado a cabo con la colaboración del Quadram Institute (Reino Unido) y las universidades de Milán y de Perugia (Italia) y financiado por las Acciones de Programación Conjunta Internacional PCIN-2015-238, también ha recibido apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del anterior Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MINECO) a través de la Joint Programming Initiative – Healthy Diet for en Healthy Life.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram