Trabajadora sexual grabó todo lo que hizo con un cliente y luego le exigió ropa y dinero para no mostrar la infidelidad del hombre

Tomada de La Vanguardia para ilustrar

Tomada de La Vanguardia

Una mujer de 22 años de edad fue capturada por el Gaula en el sur de Bucaramanga, por el delito de extorsión.

Según recogió el medio La Vanguardia, la mujer que se dedicaba al trabajo sexual fue capturada cuando le cobraba a uno de sus clientes por no revelar el material sexual sobre una infidelidad.

Al parecer, un reconocido comerciante contactó a la mujer por redes sociales y pagó por sus servicios sexuales en varias ocasiones. Pero no se dio cuenta que en todos los encuentros la mujer ocultó cámaras, con lo que grabó todo y luego uso el material para chantajearlo.

De acuerdo con la investigación del Gaula de la Policía, la mujer contactó al hombre de 44 años de edad y le pidió costosa ropa y dinero a cambio de su silencio y no revelar los videos íntimos.

Tras pagar varias “cuotas” el hombre decidió acudir al Gaula y denunciar a la mujer que fue capturada en flagrancia cuando iba por más dinero.