in

En Semana Santa prevenga enfermedades transmitidas por alimentos

Recomendaciones para la compra pescado, cuyo consumo aumenta en la época de cuaresma

pescado semana santa comida alimentos
Foto tomada para ilustrar.

Teniendo en cuenta el incremento en el consumo de pescados y comidas de mar que se puede presentar durante el periodo de cuaresma, previo a la Semana Santa, el Ministerio de Salud y Protección Social hace algunas recomendaciones a la población sobre las características que se deben tener en cuenta al momento de la compra de este alimento.

El director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud y Protección social, Gerson Bermont, advirtió que «las medidas básicas de salud pública para determinar la calidad y frescura del pescado y los mariscos parten por adquirirlos en lugares reconocidos que mantengan las medidas sanitarias establecidas para su conservación».

Recordó que una práctica de prevención y autocuidado es lavarse bien las manos con abundante agua limpia y jabón después de ir al baño, cambiar pañales, limpiar la casa, tocar animales, antes de manipular alimentos y antes de comer «de esta manera costo efectiva se evitarán que se generen enfermedades transmitidas por alimentos y enfermedades diarreicas agudas», dijo.

Elección y compra de alimentos en Semana Santa:

– Adquiera alimentos frescos y sanos de acuerdo con su apariencia, olor, textura y color habitual.

– Evite comprar los alimentos en la calle, principalmente el pescado y los mariscos, ya que no garantizan las condiciones mínimas de conservación (higiene, protección, refrigeración o congelación).

– El pescado y los mariscos deben refrigerarse inmediatamente después de su captura y mantener la cadena de frío durante el transporte, la exhibición y la venta. Por esta razón deben ser los últimos productos de la compra y consumirlos en el menor tiempo posible o si no se van a consumir pronto, refrigerarlos o congelarlos en casa lo antes posible.

– Evite comprar alimentos que presenten escarcha o cristales de hielo en su superficie, ya que pueden haber estado almacenados por mucho tiempo o perdieron cadena de frío.

– El pescado seco debe tener un color amarillo uniforme, sin manchas rojizas o verdosas ni olor a amoníaco y envasado para evitar su contaminación.

Lea también  Balas perdidas de ataque sicarial casi acaban con la vida de una niña de 8 años

– La carne interior y la superficie de los mariscos deben estar húmedas, suaves y ligeramente firmes sin manchas negras, ni sensación pegajosa al tacto y su olor debe ser característico. El camarón debe mantener la cabeza y patas firmes al cuerpo, sin presentar anillos negros o grisáceos en la superficie del cuerpo.

– Productos de la pesca que tienen caparazón (como la langosta, la jaiba y el camarón) deben ser duros y flexibles al tacto. Las tenazas del cangrejo, jaiba y langosta deben regresar a su posición original al estirarlas. Las almejas, deben tener la concha completa y bien cerrada.

– Recuerde revisar la fecha de vencimiento de los alimentos envasados, el registro sanitario y la integridad de los envases.

– Los productos enlatados no deben presentar hendiduras, abombamientos, ni óxido. Al abrir la lata no deben desprenderse gases ni olores extraños, ni observarse manchas en el producto ni en la parte interior del envase.

Para preparar las comidas en casa:

– Mantenga la limpieza en todo momento: lave y desinfecte todas las superficies y utensilios que vaya a utilizar para la preparación de los alimentos, asegúrese que todas las personas que vayan a participar en la preparación, se laven las manos, antes y durante la preparación todas las veces que sea necesario (cada vez que cambien de actividad, cuando toquen residuos o canecas, y siempre que vayan al baño).

– Utilice agua potable para lavar y preparar los alimentos, y si no tiene acceso a este servicio, hierva el agua con anticipación, enfríela rápido y manténgala protegida en un recipiente plástico con tapa.
– Lave y desinfecte las frutas y verduras, principalmente las que se van a consumir en preparaciones crudas (ensaladas, jugos, etc.).

– Cocine completamente los alimentos, utilizando métodos como hervido y horneado. Para asar utilice fuego medio por tiempo suficiente para que el alimento se cocine por completo en su interior, antes de dorarse en la superficie.

– No descongele los alimentos a temperatura ambiente, hágalo pasando los alimentos a la sección de refrigeración de la nevera desde uno o dos días antes de prepararlos, dependiendo de si las piezas son gruesas o delgadas.

Lea también  Subastarán obras de Botero y otros artistas para un proyecto social

– Manipule de forma separada los alimentos crudos y los cocinados o listos para el consumo en todo momento, usando diferentes recipientes y utensilios como tablas de picar, cuchillos, cucharas para revolver y otros, de manera que no haya contacto cruzado entre estos.

– Sirva los alimentos en el menor tiempo posible después de prepararlos, si debe reservarlos por un tiempo (máximo dos horas al ambiente), protéjalos con tapas, películas plásticas o de aluminio, no permita que nadie los pruebe. Si es por más de dos horas, conservelos alimentos tapados en la nevera y cuando sea el momento de servir, caliente completamente y por varios minutos, principalmente las carnes o comidas mixtas con carnes.

– Los alimentos que se consumen crudos como las preparaciones con frutas, verduras, o las ensaladas cocidas con salsas, deberán permanecer en la nevera hasta el momento de su consumo.
Procure no guardar sobras, pero si debe hacerlo utilice recipientes plásticos o de vidrio con tapa, y caliéntelas muy bien antes de consumir.

Para consumir alimentos fuera de casa

– No consuma comidas callejeras, nadie le garantiza la inocuidad de estos alimentos. No solo pueden contener microbios, sino también contaminantes del aire.
– Prefiera lugares reconocidos, que sean vigilados por las autoridades sanitarias y que cumplan los protocolos de bioseguridad
– Si pide alimentos a domicilio, asegúrese que el restaurante está vigilado por las autoridades sanitarias y que le garantizan la calidad e inocuidad de los alimentos hasta la entrega.

Recomendaciones generales

-No coma ni beba licor en exceso, ambas prácticas son perjudiciales para su salud.

-Compre licor en lugares reconocidos y vigilados por las autoridades sanitarias, y revise la integridad de estampillas, tapas y etiquetas, muchas intoxicaciones suceden por consumir licor adulterado.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias