• Indicadores

    domingo 19 - enero 2020

    Por -

    Se acostó en 2008 y despertó en 1992: El viaje en el tiempo tras sufrir amnesia disociativa


    Naomi Jacobs y su hermana Simone/Vía Infobae
    Naomi Jacobs y su hermana Simone/Vía Infobae

    Naomi Jacobs, una mujer de 32 años se fue a dormir una noche cualquiera y a la mañana siguiente despertó siendo la adolescente de 15 que había sido en el año 1992, la amnesia se llevó de repente una década y media de su vida.

    La impresión no se resumió en ella despertándose sin reconocer el lugar en el que estaba, la pijama que vestía, su aspecto físico y su voz. Todo lo que sucedía en 2008 y lo que había dejado de suceder desde 1992 la paralizó.

    El apartheid en su lugar de origen, Sudáfrica; un presidente estdounidense negro, Barack Obama; la princesa Diana viva; Sadam Hussein en el poder; y el Internet fueron las cosas de no creer para una joven de 15 años en 1992 que de repente despertó en el 2008.

    También se enteró de Leo, su hijo, “Durante las primeras 24 horas, en realidad no podía comprender el hecho de que tenía un hijo, aunque me dijeron que sí, y lo vi y me maravilló. Estaba anonadada viendo esa versión en miniatura de mí saliendo de un salón de clase, con una enorme sonrisa, y lo único que pude hacer fue quedarme mirándolo”, narró Jacobs según BBC.

    Naomi quiso ser periodista o escritora, viajar por el mundo y vivir en una casa grande, en su lugar era madre soltera, desempleada, dependía del Estado y estudiaba psicología. La vida que tenía no le gustaba, por lo que vio a esa persona adulta como un ser ajeno a ella, una versión imposible de su ‘yo adulto’.

    Para enmendar todo, primero determinó qué la llevó a la situación en la que estaba, las respuestas las encontró en los diarios que había escrito durante esa década y media que había olvidado, en ellos encontró:

    “Estoy cansada, harta, drogada y miserable. Quiero llorar por todo y nada, pero sobre todo por el hecho de que estoy atascada. Ya me cansé de esta vida. Estoy comiendo como si se fuera a acabar la comida; incluso drogarme me está exasperando solo porque no sé si lo estoy o no. Estoy atrasadísima con mi trabajo de la Uni y, para colmo, ¡me diagnosticaron un trastorno bipolar!”.

    Gracias a sus memorias se enteró de lo mucho que fumaba marihuana, adicción a la que le añadió cocaína, “Fue humillante. Nunca imaginé como adolescente que esa sería mi vida. Estaba devastada. No podía creer que así era como había elegido lidiar con la realidad”.

    Además de su adicción también se enteró que había tenido y perdido un negocio exitoso y su propia casa, lo que la llevó a autosabotearse, yéndose a Grecia y volviendo a EE.UU. en bancarrota.

    Esculcando encontró que cuando tenía 6 años había sido sexualmente abusada y que no lo recordó hasta los 25 años cuando lo escribió, “Simplemente no hay formas de describir una mente adolescente que lee a una adulta escribiendo sobre el abuso cuando era niña”, cuenta Naomi.

    Aunque dejó de ser tan dura con esa versión adulta porque entendía la herida, no había entendido por qué no recordaba una década y media. No tuvo que entenderlo, en algún momento tuvo un flashback de ella bailando con un vestido de maternidad y su hermana le confirmó que habían estado en dicha situación.

    Tres meses después de haber perdido sus recuerdos, igual que como perdió la memoria, se fue a dormir y despertó teniendo 32 años, “Igual que cuando fui una adolescente que se despertó en el futuro. Sentía como que estaba en un sueño”.

    Tres años después de recuperar su memoria, “Conocí a un psiquiatra increíble y le conté todo lo que había sucedido (…) tenía algo llamado amnesia disociativa“.

    No fue un golpe físico el que la hizo perder la memoria sino el estrés severo. Después del alivio que le dio el diagnóstico, Naomi le escribió a su ‘yo adolescente’ sobre lo que había remendado en su vida y lo satisfecha que se sentía con ciertos aspectos, “Hoy leí que cuando los japoneses rompen un objeto precioso no lo tiran; lo vuelven a armar, llenan las grietas con oro y lo ven como más hermoso de lo que originalmente era”.

    Después de lo sucedido y siguiendo las aspiraciones que tuvo en su juventud, Naomi escribió ‘La chica olvidada’ (en inglés Forgotten Girl).



    Deja tu comentario

    Te puede interesar


    Suscríbete a nuestros boletines

    Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

    Instala nuestras Apps

    Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com