'El Cirirí'

¡Qué cada uno concluya!

Por: Francisco Javier Saldarriaga

“Presidente del consejo de Estado afirma que Cortes no hacen arreglos bajo la mesa para impedir reforma a la Justicia”

Consejo de estado mantiene la curul del narcoterrorista delincuente y solicitado en Extradición.

Fiscal de la Jep. detenido mientras recibe soborno para incidir en la no extradición del narcoterrorista que mantuvo su curul puesto que según el consejo de estado, su no posesión fue por causas ajenas a su voluntad debido a que está detenido a la espera de que la JEP descubra que la fecha del delito fue posterior a la firma del acuerdo de impunidad; impunidad que quieren perpetuar con la ley estatuaria de la Jep. que modificó sin competencia para ello la corte constitucional.

Secretaria general de la Jep es llamada a indagatoria por diversos delitos, esta a su vez, había reemplazado al anterior que renunció por presiones de la presidente puesto que no estaban de acuerdo en cómo repartirse el presupuesto para su beneficio.

Familiares de presidente de la jep. laboran en ese organismo con contratos de prestación de servicios; estos también se le otorgan a hijos de elefantes, esposas de malolientes cenadores de izquierda y a yernos de periodistas comelones de mermelada corruptora en el gobierno del espurio. Hay un denominador común en todos estos contratos con respecto a las tendencias ideológicas o mejor al respaldo al acuerdo de impunidad de la Habana. El objetivo y la meta final es no castigar a ningún miembro del cartel de las Farc. y premiarlos con altos honores dentro de los organismos del estado.

Magistrados de las cortes se ven involucrados en el escándalo del cartel de la toga, escándalo que envuelve a fiscales anticorrupción, congresistas, funcionarios y abogados litigantes ratificando así la corrupción de esos organismos que desde tiempo atrás han estado al servicio del narcotráfico y de interese políticos, olvidando su razón de ser como es la aplicación de justicia cierta, justa, objetiva y oportuna. (Recordemos la ENOTECA y al señor Asencio Reyes y las carteras y zapatos de marca de las esposas de magistrados, regaladas por narcotraficantes reconocidos).

Estos son unos pocos de los muchos hechos de corrupción manifiesta y comprobada en las cortes de la ¿justicia? Colombiana.

Con estos antecedentes y la connivencia de quienes allí ejercen como jueces magistrados, auxiliares, fiscales con esas prácticas envilecedoras de la condición humana, es muy improbable que el pueblo colombiano tenga confianza en instituciones que vienen sucias desde tiempo atrás y que cada día originan malas y muy podridas noticias.

Para guardar las apariencias los directivos de la Jep., piden el retiro del fiscal y aducen además que los individuos involucrados no incidirían en la decisión sobre el narcoterrorista pillado en flagrancia en fechas posteriores a la firma del acuerdo de impunidad y que en más de 3 meses, quienes deben certificar la fecha, no han podido establecerla. ¿Será que allí laboran personas con capacidades limitadas o dislexia mental en la definición de tiempo, modo y lugar? De ser así no deben prestar esos servicios para los cuales no está capacitados.

Claro está que en esos organismos de la rama judicial, la única condición para laborar es la militancia en partidos de izquierda o la recomendación de elefantes y periodistas enmermelados hasta los tuétanos. La inteligencia o los estudios pasan a cuarto plano pues prima la recomendación y la falta de principios.

Enderezar el tronco viejo requiere de muchos cortes en ángulo y fuerzas opuestas al sentido de la torcedura; el esfuerzo es mucho, lento y costoso sin garantía de resultados óptimos y si se quieren estos lo mejor es barajar y volver a dar.

Esto requiere cambio de individuos y sus procedencias, filosofía, competencias e incidencias para eludir riesgos presentes y futuros de corrupción o torceduras inadecuadas. A esto se oponen los que ahora disfrutan de las mieles del dinero fácil ejerciendo labores de comercialización de la justicia.

Cada uno de quienes lean este comentario sacará sus conclusiones.



Opinión