Como no tenía trabajo ni casa, prófugo decidió entregarse a las autoridades para vivir en la cárcel

prófugo
Foto tomada de Twitter @wikisoon3

Un hecho sin precedentes se registró en Sídney, Australia, donde un prófugo de la justicia que inicialmente había escapado de la cárcel, decidió entregarse, pues no tenía donde vivir.

El protagonista de este hecho es Darko Desic, un hombre de 64 años de edad, que decidió regresar a prisión luego de que la cuarentena por el Covid-19, lo dejara sin trabajo y sin un lugar donde vivir.

El prófugo se entregó a la justicia el pasado domingo 12 de septiembre, luego de ser acusado de escapar de una detención legítima en 1992, según un comunicado policial.

Lea también
La periodista Jineth Bedoya encuentra en la CorteIDH la justicia negada en Colombia

El prófugo tenía 35 años cuando escapó de una prisión centenaria en Grafton. Y, tras la cuarentena por la atravesó Sídney, perdió su trabajo informal como jornalero y albañil, por lo que no tenía donde vivir.

«El sábado durmió en la playa y dijo ‘se acabó, volveré a prisión donde hay un techo sobre mi cabeza»‘, dijo una fuente al diario ‘Daily Telegraph’.

Ahora, podrá enfrentar una condena de siete años de cárcel.

Para leer más noticias internacionales, haga clic Aquí

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram