Presidente del Concejo de Bogotá respaldó propuesta de penalizar el porte de armas blancas

El presidente del Concejo de Bogotá, Daniel Palacios
El presidente del Concejo de Bogotá, Daniel Palacios. Foto: Alcaldía de Bogotá.
El presidente del Concejo de Bogotá, Daniel Palacios
El presidente del Concejo de Bogotá, Daniel Palacios. Foto: Alcaldía de Bogotá.

Minuto30.com-. El presidente del Concejo de Bogotá, Daniel Palacios, anunció tras una comisión accidental donde participó el secretario de Seguridad, Jairo García, y los comandantes de las fuerzas militares y de Policía, su total respaldo a la iniciativa que se radicará ante el Congreso de la República para penalizar el porte de armas blancas y combatir la reincidencia.

La propuesta fue planteada por los secretarios de Seguridad de las cuatro principales ciudades, Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, quienes se reunieron para buscar alternativas que permitan hacer frente a los retos de seguridad que vive todo el país.

“Aquí tenemos que dar un combate frontal contra esta modalidad de hurtos que está afectando a la ciudadanía y buscaremos el apoyo de la bancada de Bogotá en el Congreso para promover esta penalización”, expresó Daniel Palacios, presidente del Concejo de Bogotá.

El proyecto de ley también busca combatir la reincidencia criminal, fortaleciendo las sanciones penales a los delitos violentos sin importar el tipo de armas con el que se cometan.

“El 45 % de los homicidios en Bogotá ocurren utilizando un arma blanca. Hemos incautado más de 10 mil 800 armas blancas solamente en el Sistema de Transmilenio y por eso, también le hemos pedido al Gobierno Nacional que haya un mayor control en el ingreso de estas armas de bajo costo que están entrando al país”, aseguró García.

En la Comisión de Seguimiento y Vigilancia a la Seguridad se volvió hacer un llamado al Gobierno para que se adecue un centro de reclusión temporal en la cárcel La Picota, en el que se pueda trasladar ahí a las personas con medida de aseguramiento y así evitar que vuelvan a quedar en libertad porque no hay espacio en las cárceles.