¡Por tomarse unos tragos! Despidieron a una azafata que trabajó borracha y se pasó durmiendo todo el vuelo

Cortesía.

Juliann March, una azafata de 49 años fue expulsada de la aerolínea a la que prestaba sus servicios como profesional, por trabajar en estado de ebriedad durante un vuelo de Chicago a South Bend, Indiana -EEUU-.

Los pasajeros se dieron cuenta inmediatamente del evidente estado de ebriedad de la azafata, ya que no se podía quedar en pie ni articular palabra. Algunas personas la filmaron durante todo el vuelo mientras dormía, y además quedó filmado momento en el que los pilotos la llamaban por el teléfono del avión y ésta lo ignora.

Por este motivo la aerolínea Air Wisconsi expulsó a la señora, que además fue detenida por un delito de intoxicación pública ya que triplicaba la tasa del alcoholemia permitida para este tipo de profesionales.