in

No hay excusa, a llenar el Atanasio

Por: Mauricio Correa

Mauricio Correa 1200x720 2 1

Jugando fútbol del bueno como lo indica el estribillo de una canción y mostrando el camino que nos lleve a disputar el campeonato, el Deportivo Independiente Medellín evidenció de nuevo su poderío en casa derrotando al Envigado Fútbol Club en la cuarta fecha de los cuadrangulares finales del fútbol profesional colombiano.

Esta vez los dirigidos por Alberto Suarez se dedicaron a jugar fútbol, dejaron a un lado la pérdida deliberada de tiempo que presentaron en el Polideportivo Sur y se enfrentaron al “Rey de Corazones” plegado a su sistema de juego o como bien se indica en el argot futbolístico, hacerlo de “tú a tú” para el agrado del aficionado.

Los goles de Andrés Cadavid y hasta las mismas anulaciones que el VAR presentó a Felipe Pardo, fueron suficientes para que el poderoso seguidor sintiera la alegría y el entusiasmo de ver a su equipo con altas posibilidades de estar en la final del torneo Apertura.

Lea también
Petro: el inicio del cambio

Depender de sí mismo y demostrar en primer lugar su fortaleza en casa frente al Deportes Tolima, es una razón poderosa para llenar el estadio. Acompañar masivamente al “Equipo del Pueblo” y entregar toda la energía positiva para que jugadores y cuerpo técnico sientan el respaldo en la cancha, es lo que se necesita en estos momentos, por ello no hay excusa para que el verdadero hincha vaya al Atanasio Girardot a respaldar al ‘rojo de la montaña’.

La clasificación está en nuestras manos y ojalá para el fútbol antioqueño se pueda presentar una final paisa y podamos disfrutar de una linda fiesta donde la paz y la armonía sea la protagonista para el bien de este deporte en el país.

Lea también
La lluvia le empató al Medellín

No hay excusa, los dirigidos por Julio Comesaña necesitan que 45 mil hinchas los apoyen en su casa y más cuando se va a enfrentar a un difícil rival como son los “Pijaos”. Se espera un buen espectáculo, donde la alegría, el portar la “Sagrada”, las banderas, los extintores entre otros, engalanen el Atanasio para que nuestros jugadores a través de los cánticos de su afición, sientan ese respaldo y lo puedan corresponder con buen fútbol en la cancha de juego.
Si usted poderoso seguidor va a ir al Atanasio, es para alentar al rojo, sino para que… va a ir

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias