in

¡Qué inspiradora! A los 104 años mujer aprende a leer y escribir

mujer

Esta es la motivadora historia de una mujer que siempre quiso estudiar pero una vida dedicada al hogar no se lo había permitido

En la India una valiente mujer de 104 años es el centro de atención y admiración por estos días tras cumplir uno de sus sueños, aprender a leer y escribir. Se casó a muy temprana edad, motivo por el cual se tuvo que dedicar al hogar, lo que hizo que no pudiera ir a la escuela y tuviera que posponer su anhelo.

La mayor de nombre Kuttiyamma, se casó a los 16 años y desde ese momento solo se dedicó a su hogar, en el cual tuvo cinco hijos. Pese a sus ganas de salir adelante y aprender eso que es tan básico en el desarrollo de una persona, la mujer no pudo hacerlo cuando era joven porque sus obligaciones le restaban gran parte de su tiempo.

Lea también
[FOTOS] Natalia París encantó una vez más a sus seguidores con su retaguardia

Tras llevar una vida en el analfabetismo, la soñadora mujer un día tomó la decisión de acogerse a un programa de aprendizaje desarrollado por el gobierno local del distrito de Kerala. “Las clases generalmente se llevaban a cabo por las tardes. Ella solía esperarme antes con sus libros listos”, manifestó Rehan, una vecina y compañera de estudio para el Times of India.

Le puede interesar

“Tuve que hablarle más alto porque tenía problemas de audición y visión”, contó Rehan. Definitivamente, la edad pesaba en el sueño de la mujer, lo que hizo que no fuera una tarea sencilla cumplirlo.

Lea también
[FOTOS] Natalia París encantó una vez más a sus seguidores con su retaguardia

Luego de varios meses de estudio y sacrificios, llegó el momento del examen en donde Kuttiyama demostraría lo aprendido. La mujer alcanzó un puntaje de 89 sobre 100, lo cual era más que admirable para una persona que lograba cumplir un sueño que había pospuesto a lo largo de su vida.

El ministro de Educación estatal, V. Sivankutty, frente al caso de la mujer expresó que “La edad no es una barrera para el conocimiento. Con el mayor respeto y amor le deseo lo mejor a Kuttiyama y a todos los demás estudiantes nuevos”.