«Movete Rojo movete»

Por: Mauricio Correa

El empate del Deportivo Independiente Medellín ante el Envigado fútbol club correspondiente a la fecha trece, trajo un sinsabor a la poderosa hinchada que empieza desde ya hacer cuentas para analizar si en los enfrentamientos que le restan hasta la fecha 20 del campeonato del fútbol profesional colombiano, le da para estar en el octogonal final.

Muchos hinchas se encuentran pesimistas por la manera en que está jugando el “Rey de corazones” y más cuando no pudo doblegar a un bien parado equipo naranja que con seis de sus canteranos se llevó un punto del Atanasio.
Decir que el Medellín se merecía el triunfo ante la “Cantera de héroes” sería injusto y más por la manera en que está jugando el ‘Decano’. Nuevamente la poderosa hinchada mostró ese desencanto que ya se está volviendo costumbre y que le hace gritar desde las graderías, “movete rojo movete”.

Más que hacer cuentas de la posibilidad que tiene el “Equipo del Pueblo” de entrar al octogonal final, es analizar la manera en que se está jugando y para mi concepto, el ahora de este Medellín no le va a dar a no ser que realice cambios que van desde la parte mental hasta el esquema de juego que presenta.

Lea también
Qui bono

Al paso que va este ‘Medallo’, va terminar un nuevo campeonato con más de lo mismo es decir por fuera del octogonal final, con un técnico que no se va a echar la carga encima de no haberlo logrado porque dirá que el tomó el equipo en un difícil momento y que requiere tiempo para lograr sus objetivos.

Terminará el “Embeleco de don Raúl” saliéndose de nuevo con la suya, llenando sus bolsillos a costa del sentimiento del seguidor escarlata, prometiendo una venta que nunca fue verdad. Contratará jugadores que son más de lo mismo, traerá uno de buen nivel o top como para silenciar a una conformista hinchada y repetirá su historia.

Mientras tanto los referentes de la hinchada del Medellín que se ubican en una estratégica tribuna del estadio le gritaran a los jugadores “movete rojo movete” y pare de contar. Sus gritos, arengas y trapos deberían ir en contra de quien tiene secuestrado el equipo, aquel que por su mala administración no hace otra cosa que dejarnos nuevamente sufriendo por entrar en un octogonal del fútbol profesional colombiano.

Lea también
El cáncer de seno: una tragedia humana...

El próximo partido del Deportivo Independiente Medellín será contra el Atlético Nacional y si bien la frase de cajón dice que los clásicos no se juegan, sino que se ganan, es necesario un triunfo del rojo de la montaña si quiere ingresar al octogonal.

Ojalá en el clásico antioqueño no se tenga que recurrir al “movete rojo movete” sino al del “me dicen el matador soy del medallo” y de manera especial cuando te eriza la piel escucharlo después de un gol del Deportivo Independiente Medellín.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram