Síguenos

Opinión

Más agua o más petróleo

Publicado

el

sara espitia

sara espitia

Después del desastre ambiental que se produjo en Barrancabermeja por el derrame de crudo en fuentes hídricas, muchos colombianos se han manifestado indignados por la posibilidad de implementar el fracking (Fracturación hidráulica) en nuestro país.

Cuando hablamos de fracking nos referimos a la forma en la que se extrae petróleo de partes donde antes no se podía. Para lograr esto se debe inyectar agua, arena y químicos que permitan hacer el rompimiento de rocas y así podamos obtener el petróleo que hay en su interior.

Hasta el momento no suena tan grave en asunto, fracturar rocas para obtener petróleo. Pero ¿Qué pasa con el agua que inyectamos?

Después de todo el proceso de inyección, esa agua queda contaminada, ya que además de agregarle químicos, las rocas que se perforan tienen metales pesados y compuestos radiactivos.

Pero la cosa no termina ahí, si bien ya es terrible que contamine el agua que se introduce en los tubos para obtener petróleo, también existe una gran posibilidad de que contamine aguas que se encuentran en los subsuelos, aguas que además les llegaran a las comunidades de los territorios.

¿Ya no suena tan buena idea verdad? Pues tengo que decirles que esto no es todo; los colombianos tenemos la mala costumbre de hacer las cosas al revés. En primer lugar, porque en nuestro territorio no se han realizado estudios que aprueben esta práctica; sino que queremos implementar las normas de seguridad que regulan el fracking en Estados Unidos.

EE. UU. está en la cima de los productores de combustibles fósiles, como lo dijo el presidente Trump “La edad de oro de la energía americana ya está en camino” y esto se debe en gran medida al fracking. Si bien esto disparó su economía en cuanto a la industria petrolera, también ha tenido grandes consecuencias ambientales y además afecta otros sectores como la agricultura, pues como dije anteriormente el agua allí empleada es contaminada.

Colombia quiere utilizar entonces de manera “ciega” el fracking con estudios que se realizaron en un país que no tiene las mismas condiciones geográficas que el nuestro y que además ya está padeciendo consecuencias ambientales. Es decir, no tenemos la información necesaria para saber si en nuestro país podemos hacer fracking sin contaminar nuestras fuentes hídricas.

¿Necesitamos acaso más el petróleo que el agua? Esta es la pregunta que me surge al saber que, si dejamos que en Colombia implementen esta manera de extracción de petróleo, corremos el riesgo contaminar el agua que además es necesaria para nuestra supervivencia.

Cerrar los ojos frente al tema no es una opción.

Por otro lado, los candidatos a la presidencia ya han realizado algunos comentarios acerca del fracking en Colombia y adhieren el tema en sus campañas políticas. Si bien algunos candidatos como Petro y recientemente Duque le dicen NO a esta práctica, otros como Vargas Lleras no se cierran a la posibilidad.

En mi opinión, debemos estar muy atentos a lo que digan los candidatos sobre el tema, pues es necesario saber que piensan sobre el fracking y si pretenden implementarlo en nuestro país. Además, es importante tener en cuenta la forma de economía que quieren aplicar y si esta va de la mano con la protección a nuestros recursos ambientales.

Publicidad
Publicidad

Medellín

Publicidad