'La Oveja Roja de la Familia'

Los postrados del Medellín

Por: Mauricio Correa

Luego de la anunciada salida del técnico Zambrano tras una mediocre campaña donde solo su nefasta dirigencia no lo previó, han quedado en el Deportivo Independiente Medellín a los que ya llaman los postrados.

Se trata en primer lugar del actual cuerpo técnico encabezado por Ricardo Calle quien junto con Leny Maturana debieron dar un paso al costado puesto que los mismos son tan culpables como el ex timonel rojo en su baja campaña del presente torneo.

Tanto el chocoano Maturana como el mismo “Tricardo” están aferrados a un milagro de clasificar al “Rey de corazones” al octogonal final y más cuando el “embeleco” de don Raúl manifestó que ambos se mantendrán en el cargo hasta que finalice el actual torneo, independiente de su desenlace.

Se postran Calle y Maturana ante la actual dirigencia que debió tomar los correctivos del caso desde hace mucho tiempo generando con ello que al Medellín lo sigan manejando sin rumbo alguno y al acomodo de un experto en supermercados.

Quizás uno de los mayores culpables de esta mediocre campaña es otro postrado, encargado según se indica como el gerente de planeación y desarrollo, Felipe Trujillo Hormaza pues el mismo avaló una cantidad de jugadores que no alcanzan a llegar al “medio pelo” para una institución tan grande y con una hinchada poderosa como lo es la del Deportivo Independiente Medellín.

El más postrado de la actual dirigencia es sin duda alguna su presidente Michael Gil Gómez quien sin vergüenza alguna y sin importarle una hinchada que merece respeto, ha salido a los medios de comunicación a vender humo al poderoso seguidor. La llegada de jugadores mediocres que poco o nada le aportan al equipo ha sido hasta ahora la gestión que ha mostrado como directivo
Hablar de seriedad en su gestión al momento de posesionarse no solo es una burla de lo que ha hecho hasta ahora sino la clara evidencia de lo mal que está el “Decano” en su dirigencia.

Este administrador de negocios que ha tenido la oportunidad de desempeñarse en empresas de los grupos Sura, Orbis, Viva Air y Compañía Alúmina S.A donde existen verdaderas juntas de accionistas, se debe postrar ante el “embeleco” de don Raúl quien es en estos momentos el máximo culpable de la situación actual del Medellín en cuanto a la contratación de jugadores.

Tener mucha plata no es necesario puesto que la misma no le alcanza al señor Raúl Giraldo para hacer las inversiones en la contratación de jugadores de alto nivel. Su ego es tan grande que lo evidencia en la misma sede que lleva su nombre y por ello no suelta o vende el equipo a reales empresas o personas que de verdad aporten el dinero suficiente para ubicar al Deportivo Independiente Medellín que lleva el nombre de la segunda ciudad más importante del país, en el lugar que se merece.

@emecorrea



Opinión