in

Las letras colombianas van en busca del lector surcoreano en la Feria de Seúl

«La virgen de los sicarios» (1994), de Fernando Vallejo fue recientemente traducido al idioma coreano

literatura colombia
Stand de Colombia en la Feria Internacional del Libro de Seúl. EFE/EPA/JEON HEON-KYUN

Seúl, 1 jun (EFE).- Colombia aterrizó hoy como invitado de honor en la Feria Internacional del Libro de Seúl (SIBF) con 11 nuevas obras de autores del país cafetero traducidas al coreano, incluyendo dos antologías exclusivas, y el mensaje compartido de que la creación cultural es un vehículo único para lograr el acercamiento de sociedades y culturas.

Entre los trabajos recién traducidos y lanzados en el mercado surcoreano destaca una de las obras capitales de la letras colombianas, «La virgen de los sicarios» (1994), de Fernando Vallejo.

Traducida por Song Byung-sun, responsable del traslado a la lengua del país asiático de gran cantidad de trabajos de autores en castellano, desde García Márquez a Javier Marías o incluso Pedro Almodóvar, la cruenta y densa novela de Vallejo supone la primera obra de este autor en el mercado surcoreano, algo de lo que se han hecho amplio eco esta semana medios locales.

Del mismo modo, la prensa surcoreana ha destacado que es la primera vez que un país de habla hispana es invitado de honor en esta feria, que este año se celebra entre el 1 y el 5 de junio, un hecho que se produce después de que Corea del Sur fuera el invitado de honor en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBO) el pasado abril.

La SIBF, organizada por la Asociación de Editoriales de Corea (KPA), expondrá 38 obras de autores colombianos, de las cuales 11 se han traducido específicamente con motivo del evento, que se enmarca además en el 60 aniversario del inicio de relaciones entre ambos países.

Lea también
De monja paso a ser webcam y actriz de cine adulto

Entre las 11 novedades hay también trabajos de enorme peso como «La vorágine» (1924), de José Eustasio Rivera, o «Las forma de las ruinas» (2015) de Juan Gabriel Vásquez, que ya tenía en coreano «El ruido de las cosas al caer» (2011) y ha aportado un relato corto a «Muchas vidas por vivir», antología de cuentos colombianos exclusivamente compilada y editada para la SIBF por la editorial Sahoepyeongron.

Entre los autores que estarán presentes en el evento para presentar nuevos trabajos traducidos al coreano se cuentan Pilar Quintana, con «La perra» (2017) y un cuento para la mencionada antología, o Sergio Gamboa, con «Volver al oscuro valle» (2016).

También estarán los poetas Fredy Chicangana, cronista de la nación indígena Yanakuna Mitmak, Catalina González o Rómulo Bustos Aguirre, cuyos versos se han incluido en otra colección lanzada especialmente por Sahoepyeongreon para la SIBF, una antología de poesía titulada «Los vientos que cantaron».

Tiene cabida además la crónica periodística, como «De viaje por Europa del Este», publicada originalmente por entregas en los cincuenta por Gabriel García Márquez, que suma así otra obra al extenso catálogo de sus trabajos publicados en coreano.

Otro relato periodístico recién traducido para el mercado surcoreano es «Salario mínimo. Vivir con nada» (2015), una crónica en primera persona sobre la vida en las fábricas de Medellín a cargo de Andrés Felipe Solano, autor residente en Seúl que con este suma ya tres libros que pueden ser disfrutados por los lectores surcoreanos en su idioma.

Lea también
Daddy Yankee recibirá el Premio Leyenda en Estados Unidos

«Colombia: creativa, diversa y fraternal” es lema en la feria del pabellón colombiano, que acogerá diversos foros como «Escritores colombianos de todas partes del país», «Mujeres al poder: escritoras colombianas contemporáneas» o «No dejen de dibujar: novela gráfica, guión y literatura», que contará con la presencia de Óscar Pantoja, que en la feria presenta también la traducción de su cómic Gabo, memorias de una vida mágica (2013).

En la inauguración de la feria, la viceministra de Creatividad y Economía Naranja, Adriana Padilla, subrayó la diversidad y riqueza de las letras colombianas y defendió la literatura como herramienta «para acortar distancias para favorecer el entendimiento entre ambas culturas, nutrir la imaginación y expandir la comprensión que se tiene de una realidad».

Padilla inauguró el pabellón de su país junto al ministro de Cultura surcoreano, Park Bo-gyoon, el presidente de la KPA, Yoon Cheol-ho, y embajador colombiano en el país asiático, Juan Carlos Caiza.

Le siguió una actuación en vivo del DJ Julio Victoria y su conjunto, que combinan la electrónica con sonidos e instrumentos tradicionales de Colombia como la marimba, una de las varias actuaciones multidisciplinares que acompañarán la presencia colombiana en la SIBF.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias