Ginebra, 30 nov (EFE).- Tras seis días de tregua, la ayuda humanitaria ha aumentado en la franja palestina de Gaza y el respeto al alto el fuego temporal está siendo casi completo, pero Naciones Unidas alerta sobre la situación sanitaria en la zona, donde se han reportado brotes de hepatitis y otras infecciones.

Las malas condiciones higiénicas y el hacinamiento de los centros de acogida de la ONU, en los que viven unas 946.000 personas, han aumentado la incidencia de enfermedades respiratorias, cutáneas, así como diarreas y presencia de piojos, reconoció el informe diario de la Oficina de Coordinación Humanitaria de Naciones Unidas.

El informe también señala que pese a la tregua, que ha permitido liberaciones de rehenes israelíes y de otros países, así como prisioneros palestinos, el norte de Gaza sigue sin tener acceso a agua potable, lo que podría aumentar los brotes epidémicos y los casos de deshidratación.

El 29 de noviembre convoyes con ayuda humanitaria pudieron llegar a esa zona septentrional de Gaza, ocupada por Israel, con ayuda humanitaria, que incluyó suministros para dos de los pocos hospitales que aún funcionan en esa mitad norte, los de Al Ahli y As Sahaba.

Otros dos centros hospitalarios que durante días fueron escenario de violentos combates, el de Shifa y el Hospital Indonesio, han reabierto sus unidades de diálisis, señaló el informe.

La tregua está permitiendo la recuperación de cadáveres en los escombros, y según la ONU los días 27 y 28 de noviembre se lograron retirar unos 160 cuerpos.

Aunque las hostilidades han cesado casi totalmente, el informe reportó disparos de navíos de guerra israelíes hacia la costa gazatí en el sur, que al parecer no causaron víctimas.

También se han denunciado, sobre todo en los primeros días de tregua, disparos de las fuerzas israelíes a palestinos que intentaban pasar del sur al norte de Gaza, algo que prohíben las fuerzas ocupantes.

Estos enfrentamientos causaron "cierto número de victimas" principalmente los días 24, 25 y 26 de noviembre, indicó la ONU sin especificar cifras.

Naciones Unidas recuerda que 1,8 millones de personas, cerca del 80 % de la población de Gaza, están desplazadas internamente por el conflicto, en el que se han destruido más de 46.000 viviendas y otras 234.000 han sufrido daños, lo que representa un 60 % del suelo residencial en la franja.

Por: EFE

Author Signature
Minuto30 Agencias

Lo que leas hoy en minuto30... Mañana será noticia.

  • Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio