La irresponsabilidad del registrador nacional

Por: Miguel Ángel Silvera Padilla

La semana pasada, el registrador nacional de Colombia, Alexander Vega, cometió la irresponsabilidad de amenazar prácticamente a los candidatos presidenciales que no sientan garantías en el proceso electoral que se avecina.

Vega dijo que, “el que no sienta garantías o crea que le harán fraude, pues no debería presentarse», palabras que retumbaron en toda la escala nacional y que aumenta la desconfianza tanto de quienes participan para ser elegidos en la elecciones del 2022 (Congreso y presidenciales), como en la ciudadanía a la que termina generándole dudas, pues lo que debería hacer el señor registrador es trabajar por brindar las mayores garantías posibles a todos los participantes de este importante ejercicio democrático, que genera por estos días muchas tensión en el país.

Tan preocupante es lo que dijo el registrador que la Misión de Observación Electoral, MOE, no dudo en pronunciarse y sentar su posición en la que categóricamente rechazo tal pronunciamiento, “el registrador está perdiendo el centro porque está haciendo unas declaraciones que terminan generando falta de confianza en el proceso electoral. Tenemos diferentes escenarios que tienen nerviosos a todos los candidatos, en particular, a los de la Presidencia”, dijo Alejandra Barrios, directora de la MOE.

Lea también
El ambiente político para las mujeres

Estas posturas radicales del registrador pareciera que buscan la salida del camino de algunos candidatos alternativos, que no responden a los intereses clientelistas, populistas y corruptos de algunos politiqueros que han inundado nuestras instituciones con sus prácticas narcoparamilitares que permean en gran medida a quienes llegan a las entidades de Estado y de Gobierno.

Ante un caso como este, el registrador debería retractarse ante la opinión pública y comprometerse a trabajar para que todos puedan sentirse tranquilos con la tarea de la Registraduría que en los últimos años ha tenido serios cuestionamientos frente a su papel en las distintas elecciones, hasta el punto en que muchos expertos hablan de que la compra de votos ya quedó en un último plano, porque es en el sistema (que maneja la Registraduría) “donde se ganan las elecciones”, afirmación que Alexander Vega, debe encargarse de cambiar y no de alimentar.

Lea también
Corrupción Amazónica

Los señalamientos contra la Registraduría no son nuevos, en las Elecciones Presidenciales de primera vuelta del 2018, estalló un escándalo que salpicó a esta entidad en el que incluso señalaron a uno de los candidatos del momento. Las alteraciones denunciadas por miles de ciudadanos sobre los Formularios E-14 (escrutinio de mesa) fueron realmente masivas en ese momento, y nos sirve para hacer memoria y no repetir nuevamente esta vergonzosa historia.

Tendremos todos los colombianos sin duda alguna, una mayor responsabilidad en los próximos comicios, con el propósito de garantizar dentro de nuestras posibilidades, un grado de transparencia que nos mantenga tranquilo y en confianza, sobre los resultado que se den, en cada ejercicio electoral del 2022.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram