Bogotá, 29 nov (EFE).- La polémica reforma a la salud presentada por el Gobierno de Gustavo Petro avanza a paso muy lento para su aprobación por el Congreso que lleva semanas debatiendo cada artículo del proyecto de ley, con el que se pretende modificar el sistema de salud pública colombiano, enfocándolo más en prevención y atención primaria.

En total, en el actual debate en la plenaria de la Cámara de Representantes -el segundo de los cuatro que tiene que pasar en total en las dos cámaras- han sido aprobados 101 artículos de la reforma, y quedan otros 39 pendientes.

La más reciente victoria del Gobierno fue la aprobación este martes, tras casi siete horas de debate, de los artículos que garantizan que los recursos para el pago a las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) los gire directamente el Estado a través de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres).

También se aprobaron el martes el punto sobre funcionamiento de equipos médicos territoriales y el que garantiza el acceso a mediana y alta complejidad para los pacientes.

Se trata de la reforma bandera del Gobierno de Petro pero también la que más polémica ha generado, con la salida de varios ministros que la criticaron y también de la propia jefa de la cartera que la presentó, Carolina Corcho, que fue reemplazada por Guillermo Jaramillo.

Tampoco cuenta con el apoyo de la oposición y hasta en partidos que apoyan al gobierno como Los Verdes también hay reticencias.

"El país está llegando a un punto de no retorno en medio de una crisis que necesita resolverse. Colombia necesita una reforma construida desde la evidencia de manera democrática y consensuada. No impuesta", escribió este miércoles en sus redes sociales Humberto de la Calle, senador de la Coalición Alianza Verde Centro Esperanza.

En este contexto le pidió al presidente "conformar una comisión de expertos de alto nivel y desde distintos sectores de la salud con el fin de realizar un diagnóstico unificado sobre los tres temas que hacen parte del corazón de la reforma. Hay diagnósticos, pero parecen construidos para realidades distintas. Hay que integrar".

La reforma

Petro presentó la reforma a principios de este año, y desde entonces ha sido motivo de discusión y debate en el Congreso y en la arena pública. Lo que busca el Ejecutivo es modificar el sistema de salud pública, enfocándolo más en prevención y atención primaria, incluyendo regiones alejadas donde no hay clínicas ni casi atención.

Esta iniciativa conlleva una pérdida de poder y de gestión de las Entidades Prestadoras de Salud (EPS), empresas privadas que manejan los recursos de los contribuyentes para ofrecer los servicios.

La principal crítica del proyecto de ley es su viabilidad desde el punto de vista fiscal y también que empeorará la atención sanitaria que reciben los colombianos.

Los rifirrafes por este proyecto llevaron incluso a Petro a reunirse con el expresidente Álvaro Uribe, líder del opositor Centro Democrático, la semana pasada.

"En el Centro Democrático pensamos que la mayor prevención en salud puede hacerse con telemedicina, aún en sitios remotos con puntos de buena conectividad. Puede hacerse con Entidades Prestadoras de Salud (EPS), hospitales, departamentos, municipios, nación. No necesita cambiar la ley", indicó Uribe.

Por su parte, el jefe del Estado colombiano se ha valido de sus redes sociales para contestar a los detractores de su propuesta y defender que el nuevo sistema que propone "disminuiría la mayor parte de la morbilidad y la enfermedad en el país y disminuiría sustancialmente los costos de la salud en unos años"

Por: EFE

Author Signature
Minuto30 Agencias

Lo que leas hoy en minuto30... Mañana será noticia.

  • Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio