in

Inseguridad Urbana

Por: Sebastián López Valencia

Sebastian Lopez Valencia 1000x600 1

Según cifras recientes del DANE, la percepción de inseguridad en Colombia ha aumentado en los últimos años, especialmente en ciudades capitales. Bogotá por ejemplo; registra la cifra de percepción de inseguridad más alta de los últimos 6 años. En Colombia, el hurto a personas creció en un 18% con respecto al 2021, según datos de la Policía Nacional. Como delito de alto impacto, el hurto afecta directamente a toda la población colombiana independientemente de su condición socio-económica.

Hoy en las grandes ciudades, no nos vemos enfrentados a simples delincuentes comunes. Hoy estamos enfrentados a sofisticadas redes criminales, que operan de manera organizada y día a día presentan nuevas y más efectivas modalidades delictuales. En materia de hurto, las redes criminales operan de manera coordinada, estableciendo toda una operación delictiva estudiada y organizada, en la que no solo definen como perpetrar los hurtos, sino que también tienen analizadas posibles rutas de escape, lugares para esconder los bienes y desmantelarlos, como transportarlos, lugares donde venderlos y hasta los clientes que compraran los bienes hurtados.

Lea también
El infame Plan Pistola

Por el contrario, nuestra fuerza pública y cuerpos de investigación, se están quedando cada vez más rezagados debido a las limitaciones logísticas en materia de recursos y capacidad investigativa, mermando así su efectividad frente a este tipo de delitos. Es por esto, que hoy más que nunca la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación requiere organizarse e innovar para poder hacer frente a las sofisticadas estructuras criminales que hoy deben combatir. En tal sentido, propuestas innovadoras como El Escuadrón Antifleteo que hoy opera en Medellín, son la clave para hacer frente a esta oleada de hurtos que hoy viven nuestras ciudades capitales.

El Escuadrón Antifleteo en Medellín ha arrojado resultados efectivos, logrando en lo que va del año un total de 107 capturas, en la cuales se han incautado 20 armas de fuego, 50 armas traumáticas, 23 motocicletas 4 automotores y se ha logrado recuperar 26 celulares y 43 bienes hurtados. El éxito de este escuadrón ha sido la combinación de diferentes estrategias y la coordinación con las diferentes instituciones, las cuales incluyen entre otros, agentes encubiertos, rondas aleatorias y revistas sectorizadas, actuaciones focalizadas en puntos neurálgicos previamente identificados, plan de recompensa y vinculación a la red de participación ciudadana, capacitaciones y campañas. Por otra parte, las ayudas tecnológicas han sido parte fundamental en el éxito del escuadrón, a través de cámaras de seguridad, cámaras LPR, Drones, y alarmas comunitarias se ha logrado mayor eficacia no solo para el actuar de la policía al momento del hurto, sino también como apoyo a la Fiscalía al momento de la judicialización.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias