Madrid, 27 oct (EFE).- El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, aseguró que el organismo "no puede permitir que cualquier abuso o acoso menoscabe los valores del fútbol" y opinó que "los esfuerzos para impulsar el fútbol femenino serán vanos si las mujeres no pueden sentirse seguras cuando están jugando".

Infantino se expresó así durante la primera Cumbre de Salvaguardia de la FIFA, en la que más de 100 alumnos de 70 federaciones miembro se graduaron con el diploma de salvaguardia, como parte del programa "FIFA FIFA Guardians", desarrollado "para asegurar un entorno seguro para todos, incluidos los miembros más vulnerables de la comunidad del fútbol".

"Todos tienen el derecho a divertirse en nuestro maravilloso deporte en un entorno seguro. No podemos permitir que sus valores se socaven por cualquier tipo de abuso o acoso. Este es especialmente el caso de los niños, pero también es fundamental para el desarrollo del fútbol femenino. Nuestros esfuerzos para impulsar el fútbol femenino serán vanos si las mujeres no pueden sentirse seguras cuando están jugando al fútbol o si son explotadas a través de su deseo de jugar", dijo Infantino.

La directora de Salvaguardia y Protección de la Infancia de la FIFA, Marie-Laure Lemineur, se mostró "convencida de que la FIFA ha despertado la conciencia de que el desarrollo del fútbol no consiste solo en las habilidades futbolísticas, sino que también incluye un deber de proteger a los que se vuelven vulnerables a través de sus actividades futbolísticas".

"Los estudios muestran que ciertos grupos son objeto de conductas nocivas y de violencia sexual con más frecuencia que otros. Se trata de los niños y niñas, las mujeres, los miembros de la comunidad LGBT, los deportistas con discapacidad y, por supuesto, los aspirantes a deportistas de élite; aquellos que tienen la ambición de llegar hasta la cima", precisó.

Lemineur confirmó el interés por la materia, tras la puesta en marcha del programa de la FIFA, ya que más de 7.000 personas que se han matriculado en el primer curso, y se refirió a los planes para ampliar su disponibilidad también en árabe (además de en inglés, francés y español).

Profesionales de la salvaguardia de federaciones de la FIFA y de otras organizaciones como el COI, el Consejo de Europa, el Centro para el Deporte y los Derechos Humanos (CSHR), FIFPRO y la organización estadounidense The Army of Survivors participaron también en la cita junto a víctimas de abusos sexuales.

El exfutbolista Dion Raitt, el exjugador de rugby Sébastien Boueilh y la extenista Mathilde Grenet, hablaron de sus experiencias, igual que la exjugadora del Arsenal y de la selección inglesa Kelly Smith, ahora en el cuerpo técnico del club, que relató sus problemas con el alcohol mientras estaba en Estados Unidos y sufrió dos lesiones de larga duración en 2002 y 2003.

Por: EFE

Author Signature
Minuto30 Agencias

Lo que leas hoy en minuto30... Mañana será noticia.

  • Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio