Imagen referencia jóvenes cristianos - foto captura el observador

Una iglesia en Austria que se encontraba pasando por una crisis económica, decidió actualizar sus creencias de hace cientos de años y brindar una propuesta más allegada a las personas del nuevo siglo, específicamente a quienes son principales amantes de los tatuajes.

A pesar de que la tradición de tatuarse también se considera antigua, era prohibida ante la iglesia católica, explicando que estos se referían a actos demoniacos y que el templo de Dios no debía ser dañado de ninguna manera, naciendo una creencia denigrante sobre las personas que portan este tipo de imágenes en su piel.

Además, se comprobó que los tatuajes no son permanentes precisamente, ya que salieron a la luz procedimientos para borrar la tinta de manera definitiva.

Por otro lado, la presunta propuesta por parte de la iglesia sorprendió a cientos de personas, quienes lo vieron desde otro punto de vista, percibiendo que los centros religiosos podían abrir sus puertas a todo tipo de personas, dejando a un lado la discriminación.

Incluso comentaron que muchas personas decidieron aceptar los tatuajes gratuitos que tenían distintas frases religiosas o crucifijos en nombre de su fe ante Dios, y dales la gran sorpresa a su familia de unirse a un camino sagrado y religioso.

Vea más noticias internacionales

Author Signature
Minuto30 Agencias

Lo que leas hoy en minuto30... Mañana será noticia.

  • Compartir:
  • Comentarios

  • Anuncio

    Coctel MAKUNA SOUR