España le apuesta a la protección de las tortugas y sus anidaciones

Esta especie es altamente migratoria y está catalogada como "vulnerable" en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. EFE/Ángel Medina G.

La protección de las tortugas y promover sus anidaciones en el litoral español es el proyecto que ha impulsado el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), con una serie de medidas propuestas a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar.

“Debido a los efectos del cambio climático, la distribución de las anidaciones de tortuga boba (Caretta caretta) se ha desplazado y ahora incluye también las costas del Mediterráneo occidental -italianas, francesas y españolas-“, señala un comunicado del Ministerio de Transición Ecológica.

Esta especie es altamente migratoria y está catalogada como “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

“Una gestión adecuada y rápida, que favorezca su asentamiento en la costa mediterránea, es fundamental para garantizar la conservación de esta especie. Por ello, se han puesto en marcha nuevas medidas de actuación con comunidades autónomas, litorales y centros de recuperación y científicos en el marco del proyecto LIFE INTEMARES, coordinado por la Fundación Biodiversidad, dependiente de Miteco”,subraya el comunicado del ministerio.

Durante esta temporada, se van a marcar para su seguimiento vía satélite a las hembras reproductoras que lleguen a nuestras costas, con el objetivo de estudiar su comportamiento y facilitar la detección de sus nidos.

Las tortugas marinas suelen desovar en las playas donde nacieron, por lo que el éxito de su nacimiento determinará que vuelvan a nuestras costas a realizar la puesta y favorecer así la conservación de la especie.

Según los expertos, “el número de nidos en el litoral mediterráneo español es mayor del que se conoce, por lo que es necesario impulsar medidas que contribuyan a su localización y garanticen su supervivencia”.

Otra de las medidas impulsadas por el Miteco consiste en la realización de estudios para analizar las características ambientales de las playas españolas elegidas por las tortugas para el desove y determinar aquellas que serían más idóneas para, en su caso, trasladar hasta ahí los nidos ubicados en playas que no sean aptas.

“La presión humana que existe en las playas españolas es uno de los principales riesgos para estos nidos, por lo que la colaboración ciudadana es fundamental. Ante la localización de algún nido o ejemplar de tortuga marina, se debe avisar de inmediato al 112”, aconseja el Miteco.

De forma adicional, se implantará próximamente un protocolo de actuación a nivel nacional para reforzar la coordinación entre todos los agentes implicados en eventos esporádicos de anidación, entre los que se encuentran científicos y técnicos, centros de recuperación y administraciones.

En el marco del LIFE INTEMARES, también se han desarrollado otras acciones en esta línea.

Por un lado, se ha estudiado el comportamiento de 10 crías de tortuga boba tras ser liberadas en la playa de El Saler (Valencia), en colaboración con la Comunidad Valenciana.

Además, “se ha puesto en marcha la creación de un documento común para los centros de recuperación que gestionan los casos de varamientos, así como acciones formativas específicas dirigidas al personal de las playas”, concluye el comunicado del Ministerio de Transición Ecológica. Madrid, 24 jul (EFE)