Síguenos

Opinión

El Congreso y el camino hacia la paz. Por Olga Suárez Mira

Publicado

el

Olga Suárez Mira app

La búsqueda de la paz es una misión que nos debe comprometer a todos los colombianos, sin distinción alguna de categoría social o económica y sin que nos importe también el color político de quienes vienen liderando este proceso.

Olga Suárez Mira appEn 50 años de conflicto ningún Gobierno había estado tan cerca de llegar a unos acuerdos con la guerrilla de las Farc, sobre unos puntos concretos. Es más, ningún Gobierno se había sentado tanto tiempo en la mesa de conversaciones, como lo ha logrado el presidente Santos.

Así como los problemas de la salud, la educación y las dificultades de infraestructura nos afectan a todos, las consecuencias de un conflicto sin fin se van multiplicando en el tiempo y en la misma medida crecen sus repercusiones en todos los aspectos de la vida nacional.

Sin embargo tenemos que aceptar que en todo este proceso la responsabilidad no solo le cabe al presidente Santos y a su Gobierno.

El Congreso de la República tiene un compromiso y una responsabilidad mayor, porque le corresponde legislar para la etapa del posconflicto

En el discurso de instalación de las sesiones legislativas del Congreso, el pasado 20 de julio, el presidente Santos les lanzó un gran reto a los congresistas. – “El nuevo Congreso, eso esperamos, tendrá en sus manos la enorme responsabilidad de apoyar la implementación de los acuerdos y de legislar para una nueva nación: la nación del posconflicto”, dijo. “Hago un llamado a todos los estamentos políticos y sociales a que hagamos causa común en la búsqueda de esa paz. Porque hoy tenemos una oportunidad real y, si nos unimos en pos de ese valor superior, vamos a alcanzarla más pronto”, anotó el Presidente.

Y en el foro “Cultura de paz y justicia transicional”, el presidente Santos fue mucho más allá, porque se refirió a la forma como se deben reconocer los errores y avanzar en la etapa de reconocerles los derechos a las víctimas, como fase fundamental para repararles los daños causados. “Invito hoy a todos los sectores a que aprovechemos este momento para hacer un alto y preguntarnos qué responsabilidad nos cabe a cada uno, y qué podemos hacer para contribuir a la satisfacción de los derechos de las víctimas”, agregó.

“Pero no solo ellos. También deben concurrir los partidos, las empresas y la sociedad civil en general”, anotó Santos durante el foro ‘Cultura de paz y justicia transicional’.

El Presidente comenzó a delimitar la comisión de la verdad que surgirá de los acuerdos de paz con las guerrillas, para esclarecer lo ocurrido en más de 50 años de conflicto en Colombia.

“La comisión de la verdad que se cree tiene que partir de premisas realistas, tiene que tener un mandato concreto y no puede pretender develar todos los fenómenos políticos, sociales y económicos de la historia de nuestro país. Eso es imposible”, enfatizó Santos.

Por eso hizo tanto énfasis en la responsabilidad de los parlamentarios. “Este será, no les quepa duda, el Congreso de la paz», precisó el Jefe de Estado, y de inmediato se refirió así a varios aspectos legislativos de los acuerdos que se logren con las guerrillas, tanto con las Farc como con el ELN, y en especial la ley estatutaria del Marco Jurídico para la Paz. Este tema es clave, especialmente porque será la base jurídica para el posconflicto. Y aquí es donde el Congreso tendrá su mayor reto en la historia del país. ¿Seremos inferiores a este desafío? Colombia entera espera que no.

Publicidad
Publicidad

Medellín