in

Operación que Ejército describió como ataque a las disidencias, se trataría de masacre a civiles

Organizaciones de derechos humanos denunciaron que la versión de la comunidad es muy diferente a los informes oficiales

¡Con Dios y con el diablo! Sargento del Ejército acusado de ser mano derecha de jefe del Clan del Golfo
Ejército Nacional. Foto ilustrativa tomada de Twitter.

Entre el 28 y el 29 de marzo el Ejército y el Ministerio de Defensa estuvieron informando acerca de una operación en Puerto Leguizamo, Putumayo, contra disidentes de las Farc. Sin embargo, asociaciones de derechos humanos y campesinas han expresado que se trataba de campesinos del municipio.

La Red de Derechos Humanos del Campesinado del Putumayo, Piamonte Cauca, Cofanía Jardines de Sucumbíos Ipiales – Nariño, lo expuso así.

Esta organización indicó que la operación en la que supuestamente cayeron disidentes de las Farc, se habría tratado de un ataque a personas que se encontraban en un “festival bailable” que pretendía recaudar fondos para construir caminos y otros trabajos comunitarios.

En el evento de la comunidad se encontraban el presidente electo de la JAC (Didier Hernández), el gobernador indígena (Pablo Panduro), la esposa del presidente de la JAC y un menor de 16 años, quienes fallecieron en el operativo y fueron reportados como dados de baja en combate.

Lea también  Turista caleña que falleció en San Andrés, era amante al buceo

La organización de derechos humanos afirma que a las 7:00 a.m. habrían llegado 25 hombres armados con los rostros cubiertos con capuchas, afirmando ser del frente Carolina Ramírez, quienes comenzaron a dispararle a los presentes.

Esta Red también asevera que no hubo un cruce de disparos, pues la comunidad no respondió a estos, y además de los 11 muertos reportados, también hay personas desaparecidas y heridas que trataron de huir del lugar.

Cuando dejaron de disparar, algunos vecinos trataron de acercarse, pero el Ejército supuestamente no los dejó y posteriormente se habrían llevado en un helicóptero a los muertos, personas pertenecientes a la comunidad.

Incluso el Ejército habría tomado fotos a los fallecidos, poniéndoles armas cerca, como habría ocurrido con el gobernador indígena.

Por lo anterior piden que se investiguen los hechos y que lo que dice la comunidad se compare con lo que ha estado divulgando el Ejército en los informes oficiales.

Lea también  Registraduría entregó los requisitos para que los venezolanos voten por alcaldes y concejales en las próximas elecciones

Organizaciones como Indepaz, la Opiac, la Mesa Indígena del Chocó han rechazado los hechos.

Cabe mencionar que hasta el momento de la publicación de esta noticia ni el Ejército Nacional ni el Ministerio de Defensa se han pronunciado al respecto.

Para leer más noticias de Colombia ingrese aquí.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias