El ‘caballo de Troya’ utilizado para rescatar a Ingrid Betancourt, a tres contratistas estadounidenses y a otros once secuestrados es ahora un consentido con nombre de mujer: se llama ‘Libertad Uno’.

Dos años después de la Operación Jaque, uno de los mayores golpes propinados por la Fuerzas Militares a la Farc, este helicóptero ruso MI-17, reposa como una joya en los jardines de la Embajada de Estados Unidos en Bogotá. La aeronave guarda muchos secretos debajo de su maquillaje de pintura blanca y roja. Muchas historias que en este aniversario vale la pena contar.

Según el Comandante de la Brigada Aérea del Ejército Nacional, general Javier Enrique Rey Navas, creador del camuflaje que llevaron los dos helicópteros, la aeronave llegó a Colombia en 1997.

“Este espía ruso empezó su misión en Colombia siendo una herramienta de abastecimiento: llevaba víveres a las Brigadas que se enfrentaban contra las guerrillas, transportaba a los soldados heridos y servía como apoyo para los Black Hawk”, recordó el oficial.

Pero el Ejército también le debe el éxito de la Operación Jaque a otro helicóptero similar, también ruso, al que le dieron por nombre ‘Libertad Dos’. Una semana antes de la operación, cuando los organismos de inteligencia del Ejército Nacional tuvieron todos los detalles del área donde estaban los secuestrados, se reunieron con el comandante de las Fuerzas Militares, general Fredy Padilla de León, quien dio la orden de conseguir de inmediato dos helicópteros MI-17, del tipo de los que ya habían participado en liberaciones hechas por las Farc.

La primera opción fue conseguir un helicóptero de una empresa privada, pero como la operación era ultra secreta el Ejército no pudo arriesgarse. Así que la orden fue trasladar a Bogotá a las dos ‘Libertades’, que eran las naves que más se asemejaban a las usadas en otras liberaciones.

Como estaban pintados de camuflado, los ‘gigantes rusos’ fueron trasladados desde la Segunda División del Ejército, en Bucaramanga, a la Primera División, que queda en Santa Marta.

Para que los disfraces funcionaran se tenía que inventar una empresa de aviación falsa llamada Global de Aviación y una ONG que llevaba como logotipo un ave copiada del jabón Dove, pintada en color azul.

El general Rey reveló que para la época en Rionegro, Antioquia, se realizaba la Feria Aeronáutica, coincidiendo con la fecha programada para la Operación Jaque. “Entonces se les dijo a los soldados de la Brigada Aérea que los dos helicópteros viajarían a esa exposición”.

Mientras se trabajaba en la empresa ficticia y en la supuesta exposición, un grupo de 30 personas empezó a elaborar el disfraz que llevarían los helicópteros. Esta fase costó 100 millones de pesos. Se uso pintura blanca y roja de calidad superior, para que no se cayera fácilmente, se les quitó todo el armamento y se les borraron placas y números que dieran evidencia de que el verdadero dueño era el del Ejército.

Ingrid, dos años después | Junto a su hija, se reencontró con los liberados de la Operación Jaque, en un homenaje del Ejército.

“Se usaron matrículas de helicópteros que se habían accidentado y se les adecuaron puertas para que quedaran iguales a aeronaves civiles”, explicó un miembro del Ejército.

El objetivo era que las aeronaves viajaran juntas. ‘Libertad Uno’ se destinó a recibir a los rescatados y a los cabecillas y el ‘Libertad Dos’ a volar para entretener y desviar las miradas curiosas de los guerrilleros.

La orden era que las revoluciones de ‘Libertad Uno’ se debían mantener altas todo el tiempo para que los guerrilleros no pudieran observar los detalles. Sin embargo, según contó uno de los tripulantes de ‘Libertad Uno’ cuando bajaron a recibir a los secuestrados, un guerrillero lo miró de manera insistente; tanto que no pudo aguantar y empezó a acercarse sin intimidarse por la fuerza de la hélice.

Dicen que un miembro de la tripulación lo descubrió y el guerrillero le dijo que quería mirar por dentro, entonces el oficial lo llevó para no causar sospechas. Cuando todos los secuestrados estaban adentro, el piloto despegó fuerte y brusco para simular problemas y permitir que los oficiales se les lanzaran encima a los cabecillas sin que estos pudieran reaccionar.

Fue el momento crucial en el que los helicópteros hicieron honor a sus nombres: les devolvieron la libertad a 15 secuestrados.

    Los 15 rescatados

  • Hoy estarán en Bogotá los 15 rescatados en la Operación Jaque, adelantada hace dos años.
  • Ellos son: la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, Keith Stansell, Thomas Howen, Mark Gonçalvez, Juan Carlos Bermeo, Raimundo Malagón, José Ricardo Marulanda, William Pérez, Erasmo Romero, José Miguel Arteaga, Amaón Flórez, Julio Buitrago, Armando Castellanos, Vianey Rodríguez y Jairo Duran.
Author Signature
Redacción Minuto30

Lo que leas hoy en Minuto30... Mañana será noticia.

  • Compartir:
  • Comentarios

  • Anuncio

    Coctel MAKUNA SOUR