Diana Osorio, la Gestora Social de Medellín que brilla con luz propia

Diana Marcela Osorio es una mujer nacida en las entrañas de la capital antioqueña, hija de una madre soltera que le brindó el apoyo, amor y el carácter para la vida donde forjó el espíritu que hoy en día se refleja en su gestión. Estudió finanzas y relaciones internacionales, hizo una pasantía en la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington (Estados Unidos), vivió en Bogotá y cumplió uno de sus sueños: vivir y estudiar una maestría en posconflicto en Inglaterra. Estas experiencias y caminos han definido su personalidad: disciplina, vocación y liderazgo.

Desde el primer momento de la posesión de su esposo como alcalde de Medellín, Diana Osorio mostró su liderazgo. Pronunció un discurso para probar que no solo estaría allí como primera dama de la ciudad y esposa del mandatario, sino que su voz se haría sentir para impulsar proyectos y trabajar por la ciudad.

Sin un puesto oficial en la administración municipal y sin sueldo , Diana Osorio, de 34 años, está en el centro de las decisiones en la ciudad: durante el primer año de gobierno dirigió la creación de la nueva Secretaría de No Violencia; creó las gerencias de etnias y Lgbti; duplicó el presupuesto del programa de infancia Buen Comienzo en el Plan de Desarrollo; e ideó la mayoría de las campañas basadas en la mitigación de los efectos generados por la pandemia, como:

– «Compra hecho en Medellín», en la que se promueve los emprendimientos locales.
– «Todo va a estar bien», consigna para la reactivación económica.
– «Medellín me cuida», campaña de promoción y autocuidado sobre el covid-19.
– «Música por la vida», que busca espacios para la reactivación económica del sector cultural y con la que se alegra la vida de la primera línea de la pandemia: el personal de salud. También se ha trasladado a las comunas y barrios de Medellín para llevar un mensaje de conciencia sobre el autocuidado y prevención del covid-19 con velatones realizadas junto con las comunidades.

Lea también
De miedos, apegos y creencias

Diana y su equipo han trabajado en estas campañas con las premisas de impulsar el diálogo y el trámite de conflictos en la ciudad; en agosto de 2021, la Gestora Social de Medellín, fue reconocida en la categoría Innovación, por el Women Economic Forum y la Universidad EAN, durante el foro “Mujeres: liderazgo sin límites” que se realizó en Bogotá el 12 de agosto de 2021. El premio fue otorgado en reconocimiento como mujer con voz y liderazgo, por impulsar el diálogo y trámite de conflictos, gracias a su iniciativa de crear la primera Secretaría de No-Violencia del país, por la reducción de las cifras de embarazo adolescente y por llevar cultura a las comunas y corregimientos de la ciudad.

El Foro Económico de Mujeres es una plataforma internacional que conecta con más de 250.000 asistentes en 150 países y permite a mujeres y líderes de todo el mundo mejorar su influencia personal a través de la creación de redes en diferentes fronteras.

Además ha liderado proyectos y campañas que han marcado la diferencia en una ciudad tan cambiante como es Medellín, tales como: Cine por la Vida, que ha llegado con proyecciones y formación a los centros de responsabilidad penal para menores, habitantes de calle y adultos mayores; Músicoterapia, como un ejercicio médico que utiliza la música para recuperar el estado de salud en los hospitales de la ciudad; Moda al Barrio, que beneficia, principalmente, a madres cabeza de hogar, víctimas de conflicto; y Compra hecho en Medellín, que se ha posicionado como una plataforma de emprendedores locales, lo que permite reactivar la economía local.

Lea también
20 años después

Diana Osorio ha sido una mujer inquieta y activa, defensora de las causas justas y convencida de que los propósitos se pueden cumplir y más por el bien común. Sin duda, su vida ha estado llena de retos y desafíos que ha conquistado con su tenacidad.

Medellín, una ciudad retadora, siempre ha estado en el corazón de Diana y uno de sus propósitos de vida es trabajar por ella. Así fue como, junto a su esposo, empezó a trabajar por defender los acuerdos de paz en la campaña por el sí en el plebiscito por la paz de 2016. Nadie más en la ciudad se atrevía a impulsar esta causa de forma pública en la región, pero ellos tenían la convicción ética de que era lo correcto independientemente del resultado que se diera.

Esta mujer imparable, trabaja día a día por lograr los objetivos y ser un agente de cambio para la capital antioqueña. Ella sueña con una Medellín incluyente, en la que se resuelvan los conflictos de manera pacífica, con un futuro verde y abierta a Colombia y al mundo, en la que todos tengan las mismas oportunidades de ampliar una visión y un horizonte.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram