in

Desobediencia civil en Medellín

Por: Esteban Restrepo

esteban restrepo 1200 x 720 br

«Es contrario a nuestra humanidad obedecer las leyes que repugnan a nuestra conciencia, tal enseñanza es antirreligiosa y significa esclavitud”. Frase que empleó Gandhi el padre de la NoViolencia.

En Medellín, viendo y viviendo la actual coyuntura antidemocrática, nos declaramos en rebeldía ante un gobierno nacional tirano, no tenemos otra opción más que, alzar la voz para desconocer al señor Juan Camilo Restrepo como alcalde de Medellín y resistir la tiranía con democracia.

Aunque la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó al Estado colombiano modificar sus instituciones para que las autoridades administrativas no pudieran apartar del cargo a funcionarios elegidos popularmente, el gobierno de Iván Duque, por intermedio de su exministra, hoy Procuradora, Margarita Cabello y en complicidad con las mayorías del Congreso de la República, modificó la ley que regía las funciones de la Procuraduría General de la Nación, otorgándole poderes jurisdiccionales bajo un proceso interno de un órgano que existe como poder administrativo. Con esta ley, que hoy está demandada en la corte constitucional, le hicieron conejo a lo ordenado por la CIDH violando los derechos humanos para que una de las “patas” más importantes del establecimiento colombiano pudiera seguir sirviendo para apretar a políticos en elecciones.

Lea también  A propósito de la incidentalidad

En uso de esas facultades inconstitucionales, suspendieron al Alcalde de Medellín, el más votado de toda la historia de la ciudad, para lograr en estos últimos días de la contienda electoral imponer a un alcalde nombrado por el gobierno del Presidente Iván Duque, un sujeto que representa todo por lo que la gente no votó: un miembro de un gobierno del Centro Democrático, de estirpe conservador y amigo del Grupo Empresarial Antioqueño, rivales políticos actuales de Quintero Calle en la ciudad.

Y ahora llega el usurpador del poder y con ínfulas dictatoriales decide que su primer acto de (des)gobierno es amenazar al gobierno legítimo de Medellín y a sus ciudadanos. Amenaza con “volverlos insubsistentes en 5 minutos” cual mandadero de tirano.

Lea también  A propósito de la incidentalidad

No durará más de 15 días esta tiranía, porque el pasado viernes fue aceptada la tutela en el Consejo de Estado, la cual busca devolverle el derecho legítimo a Daniel Quintero como alcalde de Medellín y que vuelva a sus funciones cotidianas, las mismas que nunca le debieron arrebatar.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias