Síguenos

Sin categoría

Cuatro taxistas fueron asegurados por usar dinero falso para engañar a sus pasajeros

Publicado

el

Captura
capturados, esposados, detenidos

Foto tomada de archivo para ilustrar esta noticia

Minuto30.com-. Como presuntos responsables de comercializar y usar billetes falsos en su actividad laboral, el Juzgado 9 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en el domicilio en contra de cuatro taxistas y dos particulares.

Los afectados con esta medida fueron los taxistas E.M.T.C., D.D.E.E., S.A.G.R., P.L.C.T. y su esposa, la comerciante L.M.R.S. Además del presunto cabecilla de la organización criminal, J.F.G.A., estudiante de derecho.

En 6 operativos de allanamiento y registro, realizados por la Dijín de la Policía en Medellín y Bello, hallaron varios celulares y billetes falsos por un valor superior a los $900.000. En el inmuenble del presunto cabecilla se encontró dinero en el congelador de la nevera y a uno de los taxistas le hallaron billetes en un saco dentro de un closet.

De acuerdo a las labores investigativas adelantadas, la Fiscalía pudo establecer que los procesados, al parecer, ponen a circular billetes falsos de diferentes denominaciones mientras trabajan en los vehículos de servicio público. Los más usados son los de $10.000, $20.000 y $50.000, de la antigua edición.

Una de las formas de operar de esta banda criminal es cuando un pasajero paga con un billete de alta denominación el taxista cautelosamente lo cambia por uno falso y le dice que no tiene para devolverle, así la persona queda con el dinero adulterado y se ve obligado a buscar más dinero para cancelar el servicio. Otro modus operandi empleado es, después que cambian el dinero bueno por el ilegal le dicen al pasajero que el billete está malo y lo rompen, de igual manera la víctima tiene que pagar su pasaje.

Según los investigadores, el estudiante de derecho era el encargado de distribuir los billetes a los cuatro taxistas, por lo general se reunían en vía pública en horas de la mañana y en la noche. La comerciante le guardaba y entregaba el dinero a su esposo cuando se quedaba sin dinero fraudulentos.

El dinero falso costaba entre $2.000 y $ 8.000 según la denominación y podrían comprar hasta $400.000 en billetes de diferentes valores.

Los investigados no aceptaron los cargos imputados por los delitos de tráfico de moneda falsificada agravada y concierto para delinquir.

Con información de la Fiscalía General de la Nación

Publicidad
Publicidad

Medellín